Público
Público

Reino Unido atranca la orden europea contra el maltrato

España se asegura el apoyo de 14 países y remite el texto a la Eurocámara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El euroescepticismo del nuevo gobierno británico, liderado por David Cameron, retrasó este viernes la aprobación por parte de los 27 de una de las iniciativas estrella de la presidencia española de la Unión Europea. El Consejo de Ministros de Justicia remitió al Parlamento Europeo la proposición española para crear una orden europea contra los delitos violentos, destinada especialmente a garantizar a las mujeres maltratadas la misma protección en todos los países de la UE.

Sin embargo, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que dirigió la reunión de sus homólogos europeos, no logró reunir la mayoría cualificada para fijar la posición definitiva de los Gobiernos, como estaba previsto. El razón, según Caamaño, es la cortesía hacia Londres, a quien quiere dar 'más tiempo' para que se sume a la propuesta. Caamaño aseguró que, pese a ese contratiempo, este viernes fue 'histórico', porque el texto sigue su tramitación en la Eurocámara, cuya ratificación es imprescindible y que apoya las líneas maestras de la propuesta de España. 'Se ha situado a las víctimas en el corazón de Europa y, especialmente, a las mujeres que sufren la violencia', aseguró Caamaño.

En España hay 8.000 rumanas y 2.000 alemanas con orden de protección

La euroorden permitirá que las medidas de protección dictadas en un estado miembro en favor de una víctima de violencia doméstica, como una orden de alejamiento, se garanticen en los demás países.

Para España, la iniciativa contribuye a concienciar a toda Europa del grave problema de la violencia machista al tiempo que permitirá a las mujeres maltratadas moverse libremente por la UE sin temer a su agresor. Sólo en 2008 se dictaron 118.000 medidas de protección en la UE. En España, la medida beneficiará a 8.000 rumanas y 2.000 alemanas con permiso de residencia y que se benefician de una orden de alejamiento dictada por jueces españoles.

La propuesta es una de las iniciativas estrella de la presidencia española

El nuevo Gobierno británico abonó la oposición frontal de la Comisión Europea, que hasta ahora había criticado la propuesta de España, asegurando que 'victimizaría a la víctima', en palabras de Viviane Reding, su titular de Justicia. Las razones de ambos son puramente técnicas. Las medidas de protección para las víctimas se inscriben, según el país, en el ámbito penal, civil o incluso administrativo, por lo que arropar de igual manera a las maltratadas puede hacerse cuesta arriba cuando se entre en detalles jurídicos.

El ministro británico, Kenneth Clarke, aseguró que su país quiere 'realmente participar, siempre que tenga una base jurídica segura, sin la cual la medida será bastante inútil para las víctimas'. Caamaño dio más tiempo a Clarke para estudiarse la propuesta al tiempo que lo hacen los eurodiputados, pero aseguró que la UE puede dejar fuera de la votación definitiva al Reino Unido, algo para lo que la UE tiene un procedimiento específico debido al tradicional bloqueo de decisiones sensibles que practica Londres.