Público
Público

Los roces internos provocan turbulencias en IU Extremadura

Uno de los miembros que dimitieron de la presidencia regional se retracta tras unas duras acusaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Estimado compañero, por el presente escrito presento mi dimisión como miembro de la Presidencia Regional, como último recurso que me queda para protestar ante distintas circunstancias que suceden en Izquierda Unida Extremadura'. Así comienza la carta que publica ‘El Periódico de Extremadura', firmada por uno de los miembros de la dirección regional que presentaron su dimisión el pasado domingo, y que después ha suavizado en otro texto de rectificación.

Rafael González denunciaba en su misiva que los órganos de la coalición 'se reúnen lo mínimo y cuando así lo hacen y deciden algo, no se ejecuta'. Además, tras criticar duramente algunos de los actuales cargos, asegura que 'tampoco se presentan las cuentas de organización y un sin fin más de despropósitos.

González asegura que sus palabras fueron motivadas por el 'difícil estado de ánimo'

El tono del texto ha sido posteriormente matizado por el mismo González, quien ha asegurado, tras disculparse, que expresó algunas opiniones personales motivadas por el 'difícil estado de ánimo' en el que se encontraba, y que 'no son un fiel reflejo del retrato que merece la situación interna y organizativa de nuestra coalición'. La carta de dimisión presentada por González fue dirigida 'exclusivamente a los órganos de dirección' y asegura que no pretendía que sus palabras se hicieran públicas.

A la coalición extremeña se le ha reprochado haber regalado, con su abstención, el gobierno de la Junta al Partido Popular, tras recurrir a un proceso de consulta de sus militantes. Sin embargo, algunos de los que han dimitido aseguran que su decisión no tiene nada que ver con aquel hecho.

'Defendemos sobre todo un programa, no unas siglas', asegura Ranilla

El concejal de IU en Plasencia, Luis Ranilla, uno de los siete miembros que abandonaron el puesto en la presidencia, aclara que su dimisión se produjo por 'una cuestión interna'. 'Creo que los cargos públicos tenemos que tener una comunicación más fluida con los militantes y los movimientos sociales', explica. 'Además, no queremos ningún recorte en sanidad, educación y servicios sociales, y eso teniendo en cuenta que partimos de lo que el PSOE ya recortó en el pasado', añade.

A pesar de estas turbulencias 'de andar por casa', según sus propias palabras, Ranilla tiene claro que seguirá en la organización y defiende que las personas que han dimitido son 'bastante responsables, muy fieles', y ponen 'la organización por encima de todo'. El concejal, que asegura que sigue 'creyendo absolutamente en el proyecto de IU Extremadura', recuerda que sobre todo defienden 'un programa, no unas siglas'.

Por su parte el actual concejal de IU en Mérida, Álvaro Vázquez, quien también dimitió de la presidencia, coincide en que lo ocurrido es una cuestión 'interna'. 'Es un caso magnificado por la relevancia mediática que ha tenido el asunto', argumenta, y recuerda que en Izquierda Unida 'no hay una opinión monolítica'. Vázquez asegura que ha dimitido de la presidencia 'de manera voluntaria y personal' y que 'simplemente ha habido una serie de cosas con las que algunos no estamos de acuerdo'.

El próximo 11 de diciembre tendrá lugar el Consejo Político Regional de IU Extremadura. En esa cita, la coalición deberá decidir, entre otras cosas, si apoya los presupuestos presentados por el presidente de la Junta, José Antonio Monago.