Público
Público

Rubalcaba acusa a Rajoy de "estrujarel limón de la crisis para rascar votos"

Zapatero, Patxi López y Madina le arropan hoy en Málaga, donde se suspendió la campaña de 2008 por ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Como acostumbran a hacer los equipos de fútbol cuando van perdiendo y el tiempo se agota, Alfredo Pérez Rubalcaba optó ayer por el patadón para arriba y el balón a la olla del área. Allí se encontró ayer con un regalo del equipo contrario, que le permitió acusar a Mariano Rajoy de 'estrujar el limón de la crisis para rascar los últimos votos' atribuyendo al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero la culpa de que la prima de riesgo de España alcanzara un máximo histórico, a pesar de que la Comisión Europea desvinculó ese dato de la realidad económica de nuestro país. 'Hemos vuelto a ver al Rajoy de siempre, que ha dicho algo que sabe que es totalmente falso', resaltó Rubalcaba.

Pero, siendo muy amplia la diferencia en el marcador y con el reloj ya en el tiempo de descuento, los socialistas saben que no les basta con esperar a las equivocaciones del adversario. Por eso, el candidato dejó ayer a un lado su programa para apelar a las emociones de la izquierda y sus teloneros, Patxi López y Eduardo Madina, aceraron el discurso contra el PP.

Rubalcaba enfatizó que el domingo están en juego derechos y libertades que son el fruto de 30 años 'de pelea'. 'Avanzar o retroceder' es la diferencia entre la opción socialista y la conservadora, según advirtió en su último esfuerzo por movilizar a los abstencionistas. En este marco de campaña, identificó al PP con 'los ricos' y al PSOE, con la igualdad de oportunidades. 'La sanidad y la educación públicas como las conocemos no están aseguradas con el PP, como no lo están las prestaciones por desempleo', insistió.

Rubalcaba se atuvo también ayer, en Barakaldo, a la pauta de no reivindicar su contribución al final del terrorismo. De su boca no salió ni una palabra al respecto. Sí de las del lehendakari y Madina. 'Bienvenidos a las calles de Euskadi libre. Gracias, Alfredo', dijo el cabeza de lista por Vizcaya, que perdió una pierna en un atentado de ETA.

Los dos dirigentes vascos, que figuran en todas las quinielas de futuro del PSOE, estarán hoy en Málaga, en el único mitin en el que el candidato coincidirá con José Luis Rodríguez Zapatero. Era una sorpresa, pero se confirmó anoche de modo oficial, después de que se hubiera filtrado. Su presencia se ha justificado como parte de la estrategia para que se visualice que, como dice Rubalcaba, en esta campaña 'están todos los socialistas, desde los más veteranos a los más jóvenes'. Pero no deja de llamar la atención que el lugar elegido para esa 'cita de dirigentes y líderes de diferentes generaciones' sea la ciudad en la que, en 2008, estaba Zapatero de campaña cuando ETA asesinó a Isaias Carrasco, la última víctima socialista.

En Málaga se proyectarán también dos vídeos con mensajes de Felipe González y Alfonso Guerra. De lo que allí se oirá hoy, pudieron ser anticipo algunas de las cosas que se dijeron ayer. Así, Patxi López afirmó que al PP 'no le importa romper su bendita España', que la derecha 'siempre hace política contra Euskadi', que allí donde gobierna está 'privatizando el Estado del bienestar para que sus amigos hagan negocio' o que el PP 'sólo ha sabido decir sí a la guerra, para jugar a ser dioses'.

Lo que el PSOE espera es dar la imagen de un partido unido y fuerte, el único capaz de frenar a la derecha.