Público
Público

Rubalcaba advierte de que la derecha no crea empleo en Portugal ni en Reino Unido

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno dice que la propuesta se financiaría con el cambio del Impuesto de Patrimonio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El problema del desempleo no se solucionará con un cambio de Gobierno, recalcó ayer el candidato del PSOE a La Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba. Quien sostenga esto, en su opinión, 'no dice la verdad'. 'Que se lo pregunten a los portugueses y a los británicos', señaló el exvicepresidente, que recordó que tras el giro a la derecha de los gobiernos de Portugal y Reino Unido los ciudadanos de esos países han visto, además, recortados sus derechos sociales.

A pesar de las cifras de la Encuesta de Población Activa hechas públicas el viernes, Rubalcaba se mostró optimista de cara al futuro. Durante un mitin en Las Palmas de Gran Canaria, el candidato socialista aseguró que 'España saldrá adelante y se creará empleo' como, dijo, 'se ha sabido crear' en otras situaciones similares. Hasta entonces, insistió el líder del PSOE, los desempleados seguirán percibiendo ayudas.

El líder del PSOE garantiza los subsidios para los desempleados

Las altas cifras de paro que registra España se deben, a juicio de Rubalcaba, a que la economía europea no crece. Por eso anunció que en el caso de alcanzar la Presidencia del Gobierno lo primero que hará será 'coger un avión e ir a Bruselas' para explicar en el Europarlamento que son necesarias 'políticas de crecimiento', y para exigir al Banco Central Europeo la bajada de los tipos de interés.

Hasta que eso no ocurra, el candidato socialista aboga por que los poderes públicos hagan 'un esfuerzo' para crear empleo. A diferencia del PP, que propone abaratar el despido a los empresarios, Rubalcaba propuso 'abaratar la contratación' con dinero público. Se trata de un esfuerzo económico que las administraciones podrán hacer si 'aquellos que están pasándolo menos mal colaboran con los que más están sufriendo'.

Rubalcaba exigirá al BCE la bajada de los tipos de interés si gana el 20-N

Rubalcaba se dirigió a un auditorio entregado que abarrotó el auditorio Alfredo Kraus de la capital canaria. Allí, el candidato socialista pronunció todo un alegato a favor del Estado de bienestar y de la protección social. Se centró en dos ámbitos que consideró 'esenciales': la sanidad y la educación.

En primer lugar, recordó que España tiene 'uno de los mejores sistemas sanitarios de Europa' porque 'es gratuita y universal, es para todos'. Los socialistas no van a renunciar a esas características y aunque sea 'cara', si llega a La Moncloa Rubalcaba pedirá a las comunidades autónomas subidas de impuestos para poder financiar la sanidad pública. Ésta, insistió, 'se puede financiar con dinero público, y hay que decirlo para que no haya excusas' de la derecha que justifiquen su privatización.

Ese mismo planteamiento lo extrapoló Rubalcaba a la educación. Que se incentive la privatización de las escuelas puede provocar el riesgo, según él, de que ocurra lo que sucede en algunas comunidades donde gobierna el PP: 'Que en la escuela pública están los alumnos más complicados y en la privada los más fáciles'. Por eso, insistió en el deber de las administraciones de garantizar la igualdad de oportunidades.

La igualdad, pero la de entre hombres y mujeres, también centró gran parte del discurso de Rubalcaba. El candidato abogó por 'dar poder a las mujeres para que las mujeres con poder den más poder a las mujeres'. Y arremetió contra Mariano Rajoy por anunciar su intención de derogar la actual Ley de Interrupción del Embarazo. El dirigente socialista le recordó al líder del PP que 'las sociedades avanzan' y le acusó de querer volver al esquema social de 1985, cuando otro Gobierno socialista, el de Felipe González, aprobó la primera ley del aborto.