Público
Público

Rubalcaba critica la irresponsabilidad del PP ante la crisis

El ministro de Interior defiende que España es "un país serio que paga sus deudas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'España es un país serio y solvente', defendió este domingo en repetidas ocasiones el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para dejarlo bien registrado. Para que a nadie se le ocurra poner en duda las cuentas de la economía española. Tal y como hizo el sábado pasado, el presidente del PP, Mariano Rajoy, cuando pidió al Ejecutivo que 'no ocultara la realidad y dijera la verdad', con la crisis húngara de fondo.

En Hungría, el Gobierno de centro derecha ha acusado al anterior, socialista, de falsear sus datos. Aquí, Rubalcaba no quiere que se extienda ni la más mínima sombra de sospecha. Por eso, en un acto celebrado en Benalup (Cádiz), incidió en que es 'muy importante' que la gente sepa que España es un país 'que paga sus deudas'. Y destacó que sus ciudadanos 'trabajan y saben hacer bien las cosas'. Consciente de que en estos días, en los que se vive una gran crisis de confianza, es preciso reforzar el peso internacional, Ru-balcaba recordó además que 'España es la octava potencia industrial del mundo'.

Mantiene que las medidas de recorte garantizaran las prestaciones sociales

El ministro quiso contrarrestar a toda costa los mensajes negativos del Partido Popular. Criticó su 'irresponsabilidad' y destacó el 'daño' que están haciendo los conservadores 'a los españoles' cada vez que comparan a España con Grecia o Hungría porque 'lo que está en juego es nuestra imagen en el exterior'.

Durante el acto, Rubalcaba reconoció que 'las cosas no están para bromas' y que la actual crisis económica es 'la situación más difícil por la que ha atravesado el PSOE siendo Gobierno'. Pero mantuvo que su formación está siendo 'coherente'.

Para Rubalcaba, en estos momentos se vive una 'encrucijada histórica'. Por eso se le ha pedido a los españoles un 'sacrificio', para salvaguardar el Estado de Bienestar. En este sentido, se refirió a los pensionistas y a los funcionarios, incidiendo en que las iniciativas 'muy difíciles' que se han adoptado son para 'garantizar las prestaciones sociales de mañana y de pasado mañana'.

Pide a los suyos que salgan a la calle y den la cara para explicar los ajustes

Para él las medidas de recorte son 'impopulares pero necesarias'. 'A veces, un pequeño paso atrás es la mejor garantía de que en el futuro podamos dar muchos pasos adelante', explicó.

Además, rompió una lanza en favor de José Luis Rodríguez Zapatero al afirmar que es 'rotundamente falso' que el presidente del Gobierno haya sacrificado su política social. En este sentido, detalló que el Gobierno gasta 100.000 millones anuales en educación y en sanidad, invierte 'un poco más' en pensiones, unos 17.000 millones anuales en desempleo y una partida de unos 5.000 millones de euros anuales en dependencia. 'Las políticas sociales son el corazón de nuestro proyecto político', subrayó. Para recordar al PP, después, que la mayoría de las leyes que conforman el Estado del bienestar 'las ha hecho el PSOE sin su apoyo'.

Por último resaltó que el resto de países en el mundo están haciendo lo mismo y garantizó que el Gobierno no está improvisando. También afirmo que España saldrá de esta situación eliminando el déficit público: 'Vamos a hacer un esfuerzo, si somos capaces de hacer un sacrificio pagaremos las deudas con los mercados que nos prestaron dinero'.

El dirigente socialista insistió en que ahora, más que nunca, los suyos tienen que salir a la calle para 'dar la cara' y explicar los ajustes.