Público
Público

El sector 'gasparista' de IU se constituye como partido político y lanza su manifiesto

La nueva formación, Izquierda Abierta, reitera la necesidad de un "frente amplio" de todas las izquierdas para las próximas elecciones generales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Todavía andaban calientes los resultados de las elecciones municipales y autonómicas del 22-M y Gaspar Llamazares y su familia política, IU Abierta, ya delinearon el itinerario que Izquierda Unida debía seguir para las generales: articular un “frente amplio” de todas las izquierdas para frenar al empuje de la derecha y responder a las demandas del 15-M. Para engrasar ese proceso al que ya se ha comprometido, con matices, la cúpula de Cayo Lara, y para dotar de mayor cuerpo orgánico a IU Abierta, los gasparistas dieron el primer paso para constituirse en partido político dentro de la federación. Tal movimiento ya se ha concretado: esta semana se cerrarán los estatutos de la nueva formación, que se registrarán en el Ministerio del Interior, y se lanzará un manifiesto. Posteriormente, el Consejo Político Federal de IU previsto para el 10 de septiembre debe dar el visto bueno al cambio de estatus de IU Abierta.

El llamamiento [pincha aquí para ver documento], obra del escritor Luis García Montero –impulsor también del manifiesto Una ilusión compartida–, ya está redactado, y a él tuvo acceso ayer Público. El texto ya anticipa el nombre del partido de Llamazares, Izquierda Abierta (IAb), denominación también adelantada por este diario el pasado 11 de junio.

Esta semana se cerrarán los estatutos y luego se llevarán a Interior

El documento, de apenas folio y medio, comienza previniendo a la izquierda –e indirectamente a IU, a la que no ataca– contra la “tentación de acomodo o de posibilismo táctico”, pues “cuando la izquierda excluye el pensamiento crítico de la realidad o la realidad del pensamiento crítico, desemboca en una burocracia sin horizonte”. Así, el “avance electoral” del PP es un “síntoma más de las profundas transformaciones culturales” que sufre el país por la capacidad de penetración de un discurso neoliberal cada vez más “radical”. La pujanza de la derecha fomenta la “fragmentación” de las izquierdas, su “falta de entendimiento”, los “recelos”, el abstencionismo o el voto en blanco, reza el texto.

IAb quiere fomentar la 'voluntad de diálogo' en IU y 'tender puentes' con otras izquierdas

Los gasparistas aluden entonces a la “rebeldía” mostrada por el 15-M, a la que ahora creen que hay que dar una “respuesta política”. “Consideramos que resulta imprescindible la configuración de un frente amplio, un polo social y político donde confluyan todos los esfuerzos y las distintas sensibilidades de la izquierda. Hay que articular en un impulso común las diversas perspectivas ideológicas y territoriales”, porque sólo allí donde para el 22-M se supo “integrar” se obtuvieron “resultados positivos”. Ese polo social es 'el mejor camino para dar cauce político a algunas iniciativas sociales urgente: el rechazo a los recortes y las privatizaciones, la nueva regulación de los procedimientos especulativos y bancarios injustos, la reforma de la Ley Electoral y el aliento de una democracia regenerada, transparente y participativa', argumentan. 

Para ello, sigue IAb, hacen falta “diálogo, negociación” entre todas las fuerzas. Y las aludidas son Equo y todo el foro Espacio Plural, la plataforma de izquierdas verdes y federalistas impulsada por ICV. Sin embargo, esos grupos ya han mostrado sus cautelas hacia una candidatura unitaria, como ha propuesto Lara. Los mismos ecosocialistas catalanes ya han advertido a la federación de que no quieren repetir la coalición en todo el Estado. 'Estamos convencidos de que es posible una nueva forma de hacer política. Encontramos las razones de nuestra convicción en los propios resultados de IU', aduce el texto.

IAb, finalmente, se erige como partido para servir de herramienta entre todas esas izquierdas y la propia IU: 'Izquierda Abierta se constituye como partido político para favorecer esta voluntad de diálogo en la vida interna de IU y para tender puentes con otras opciones críticas, imprescindibles también en la realidad social española'.

-Manifiesto de Izquierda Abierta