Público
Público

La sexta víctima mortal de Gavà es una niña de 11 años

La muerte de la menor se ha producido a causa de una parada cardiorespiratoria y con el 80% del cuerpo quemado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una niña de once años, cuya identidad responde a las iniciales Y.C.F, ha fallecido hoy en el Hospital de la Vall d'Hebron donde se encontraba ingresada con quemaduras en el 80% de su cuerpo. La menor eleva a seis las víctimas mortales de la explosión de gas ocurrida el pasado día 3 en Gavà (Barcelona).

Fuentes de este centro hospitalario han informado de que la niña, que estaba ingresada en la Unidad de Grandes Quemados, ha fallecido hacia las 18.15 horas. La muerte de la chica se ha producido a causa de una parada cardiorespiratoria.

Hasta ahora, y además de esta niña, han ido falleciendo en este mismo centro hospitalario desde el día de la explosión una mujer de 60 años, un hombre de 41, una joven de 17, un chico de 20 años y una mujer de 40, todos miembros de la misma familia.

En estos momentos, permanecen hospitalizadas 16 de las 42 personas atendidas por este siniestro, uno de los más graves ocurridos en Cataluña a consecuencia del gas. De estos 16 heridos, una niña de diez años se encuentra en estado de máxima gravedad, nueve pacientes más tienen un pronóstico muy grave y otros seis de grave.

La Generalitat ha informado, además, de que cinco familias más del bloque afectado por la explosión, y que tendrá que derrumbarse, tendrán a su disposición al largo del día de hoy las viviendas que se les ha ofrecido, con lo que son ya nueve las que cuentan con nuevos pisos. Tras esta entrega de pisos, quedan sólo dos familias sin realojar, lo que ocurrirá en función de la evolución médica de sus familiares heridos.

El accidente más grave de este tipo ocurrido en Barcelona en las últimas décadas se produjo en marzo de 1972, cuando una explosión de gas provocó el derrumbe de un edificio en la calle Capitán Arenas, y causó la muerte a 18 personas. En octubre de ese mismo año, 14 personas perecieron por otra explosión debida a una fuga de gas, que provocó el derrumbe de tres edificios, en la calle Ladrilleros de la capital catalana.