Público
Público

De los SMS contra Sacyr a la "camarilla policial" de la 'Gürtel'

Un juez investiga si una empresa del ex ministro perjudicó a la constructora.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el camino de vuelta a la política, dos piedras amenazan con crear dificultades a Francisco Álvarez Cascos. Y ambas se localizan en el terreno judicial. El primer escollo se relaciona con la investigación abierta para dilucidar si una empresa ligada al ex ministro participó en una presunta maniobra que hizo caer las acciones de la constructora Sacyr.

El segundo obstáculo es la querella por calumnias presentada hace dos semanas contra Cascos por haber acusado a los agentes que investigan el caso Gürtel de fabricar pruebas falsas y confabularse en 'una camarilla policial'. En una de las grabaciones incorporadas al sumario, el supuesto jefe de la trama corrupta, Francisco Correa, asegura que le llevó al hoy ex tesorero del PP Luis Bárcenas 'mil millones' por 'adjudicaciones de la época de Cascos'. Es decir, de la época en que Cascos fue ministro de Fomento, entre abril de 2000 y el mismo mes de 2004.

Según la policía, uno de los mensajes pudo enviarse desde un móvil 

Presentada por el abogado José Luis Mazón, la querella no ha sido aún admitida a trámite. En cambio, continúa en tramitación la denuncia de Sacyr. La constructora alegó ante los tribunales que un SMS con información falsa había hecho caer su cotización. El mensaje anunciaba que la constructora suspendería pagos tras las elecciones de marzo de 2008. Y lo hacía en estos términos: 'Próxima suspensión de pagos de Sacyr Vallehermoso. El PSOE pacta con la empresa aguantar hasta después de las elecciones. Pásalo'. Según la policía, uno de los SMS pudo tener su origen en un móvil de Aqualium Spain, empresa administrada por María Porto y de la que Cascos es copropietario. Hoy, 27 meses después de que Sacyr denunciase aquella operación, las investigaciones continúan a marcha lenta: según fuentes jurídicas, el juez de instrucción número 1 de Madrid ni siquiera ha llamado aún a nadie a declarar en calidad de imputado.

Por ese caso, el ex ministro declaró como testigo en noviembre de 2009, justo después de que la mexicana Softtek anunciase su fichaje como presidente de la filial española de la compañía tecnológica. Cascos negó de manera categórica cualquier participación en el envío de SMS. Fiel a su estilo, el ex ministro acusó a Sacyr de haber lanzado con su denuncia 'una cortina de humo' para 'esconder sus problemas'.

En una grabación de la Gürtel', Correa involucró a Cascos. Y el ex ministro estalló

La denuncia de Sacyr extiende un manto de sospecha sobre Aqualium, empresa dedicada a transacciones de bienes artísticos y que tiene como administradora a María Porto. Con la que hoy es su tercera esposa, Cascos ya había tenido tratos antes de que la relación sentimental se hiciera pública en las Navidades de 2003. En 2002, cuando Porto dirigía la Galería Marlborough, Fomento le compró nueve cuadros de un pintor asturiano por 240.000 euros. El ministerio nunca explicó si la selección de Marlborough como proveedora se hizo a dedo.