Público
Público

Los socialistas apoyarán el plan de saneamiento financiero

La nueva dirección del Grupo Socialista ejercerá la "oposición útil" a pesar "de las formas" del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Acordar y confrontar. Son dos de las tres acciones que configuran la oposición útil que propugna el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y que ha empezado a poner en práctica el Grupo Parlamentario Socialista (GPS). Su nueva portavoz, la diputada Soraya Rodríguez, se estrenó ayer en el cargo anunciando a los medios que el PSOE apoyará “a pesar de las formas” el real decreto de saneamiento del sector financiero que se verá mañana en la Cámara Baja.

Para explicar el apoyo, Rodríguez esgrimió dos razones. Primero, porque es “una continuación de las reformas” emprendidas en ese sector por el Gobierno de Zapatero. Y, segundo, porque no se “traspasa” la línea roja que habían marcado de que “no se usase dinero público” en el saneamiento. También resaltó que propondrán la creación de una subcomisión para “vigilar y hacer un seguimiento detallado” tanto del proceso de fusiones como de la evolución del crédito para ver si fluye a los ciudadanos.

La portavoz, sin embargo, criticó que los conservadores sólo hubieran hecho alguna “llamada apresurada” para informar de la presentación del texto. “Es muy difícil buscar consensos” sobre esa base, sostuvo Rodríguez.

La confrontación de los socialistas con el PP viene por la reforma laboral, que es “injusta, desequilibrada y claramente ineficaz”, según Rodríguez. El PSOE está estudiando la propuesta y viendo “si adolece de algunos aspectos de posible inconstitucionalidad”, recordó la portavoz. Su objetivo sería que se introdujeran modificaciones, sin embargo, las esperanzas que tienen los socialistas son pocas. “Esta reforma estaba muy hablada y muy negociada con la CEOE antes de las elecciones”, subrayó Rodríguez.

Los socialistas creen que detrás de las reformas iniciadas por el Gobierno en el ámbito económico, político y educativo hay un trasfondo ideológico. Cuestión que se debatió durante la larga reunión del GPS –más de dos horas–. “Han hecho un pacto con la CEOE y la Conferencia Episcopal par hacer las mayores contrarreformas en estos primeros momentos”, resumió Rodríguez, apuntando a los recortes en derechos sociales, económicos y civiles que provocarán las iniciativas.

Junto al debate sobre la situación política –y cómo llegar mejor a los ciudadanos–,

los socialistas ratificaron la composición de la nueva dirección del grupo socialista. En el Congreso, además de Rodríguez como portavoz, se incorporan como secretarios adjuntos José Zaragoza y María Luisa Carcedo. En el Senado, la composición definitiva se mantiene con Marcelino Iglesias como portavoz y José Miguel Camacho como secretario general.