Publicado: 29.08.2012 15:17 |Actualizado: 29.08.2012 15:17

"La subida del IVA es un desprecio a la cultura"

La industria cultural publica una carta abierta a Mariano Rajoy en la que le insta a dar marcha atrás en su intención de elevar el gravamen sobre el consumo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Desde que el ejecutivo de Mariano Rajoy anunció su decisión elevar el tipo general del IVA hasta el 21% y el reducido hasta el 8% se han ido sumando cada vez más reacciones de rechazo. Además de la oposición de todos los partidos del arco parlamentario, al rechazo se han sumado las centrales sindicales mayoritarias, la patronal, una gran parte de asociaciones de consumidores y comerciantes y FACUA. Y ahora llega la respuesta de uno de los colectivos a los que sin duda más va a afectar esta medida, la industria cultural. Más de 4.000 empresas dedicadas a la música, el cine y las artes escénicas, representadas por la Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española, han escrito una carta abierta al propio presidente de Gobierno en la que muestran su frontal rechazo a su intención de subir el impuesto que grava el consumo y que pagan por igual rentas altas y bajas.

"La decisión de su Gobierno dificulta aún más el acceso de los ciudadanos a la cultura, pone en serio peligro a la industria cultural y sitúa a España a mucha distancia del IVA reducido que aplican todos los países de la eurozona para los espectáculos culturales" indica la carta, y añade que "lo que es más grave, la medida no ayuda a conseguir los objetivos económicos del gobierno ya que se reducirá la recaudación neta por esta actividad". Además, en su conjunto, los empresarios consideran que "la medida es un desprecio a la cultura y a su valor en el desarrollo personal y en el logro de la cohesión social y, alejará a España de los países más desarrollados".

Por eso, la Unión de Asociaciones Empresariales insta al Gobierno a dar marcha atrás el próximo 1 de septiembre, cuando entra en vigor, y establezca una moratoria en la que se mantenga el IVA reducido para que le dé tiempo a estudiar las consecuencias reales que tendría en el sector su aplicación.