Público
Público

Las temperaturas bajas, suben

Heladas débiles a moderadas en el interior peninsular y viento fuerte en el litoral oeste de Galicia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el noroeste peninsular, habrá aumento de la nubosidad a lo largo del día llegando a ser muy nuboso, con precipitaciones débiles a moderadas en Galicia y con posibilidad de que se den, de forma débil, en el oeste de Asturias y en el extremo noroeste de Castilla y León.

En el resto de la Península y en Baleares, poco nuboso o con intervalos nubosos, aumentando la nubosidad por la tarde en la mitad oeste. En Canarias se darán intervalos nubosos, con probables lluvias débiles en las islas más occidentales.

En Catalunya y en la meseta norte aparaecerán nieblas matinales, siendo también posibles en Extremadura y Andalucía oriental.

Sin embargo, las temperaturas se mantendrán sin cambios en Canarias y en el resto de España en ascenso ligero o moderado, con un ascenso notable de las mínimas en Galicia. Posibilidad de heladas en el interior peninsular.

En cuanto al viento, habrá componente sur fuerte en el litoral de Galicia. En el resto, de flojo a moderado, del este en Canarias y el litoral andaluz y del sur en el resto, con intervalos de norte fuerte al principio en Menorca.

La semana comienza con temperaturas bajo cero en 25 capitales de provincia españolas. Las mínimas en ciudades como Cuenca, Guadalajara, Albacete, Palencia y Soria llegarán a los seis o siete grados bajo cero.

Un tren que unía Santander y Alicante tuvo que parar en Reinosa (Cantabria) con 148 pasajeros atrapados a una temperatura de 13 grados bajo cero. La congelación de la catenaria dejó sin electricidad al convoy. La calefacción dejó de funcionar durante tres horas hasta que los pasajeros pudieron ser evacuados en un tren de cercanías antes de ser trasladados en autobuses a Madrid.

Según informaron fuentes de Adif, el Alvia partió de Santander a la hora prevista, las 7.05 horas, y sobre las 8.20 horas se paró entre las estaciones de Lantueno y Reinosa ya que, al estar helada la catenaria, se estropeó en pantógrafo, que suministra electricidad al convoy.

Los pasajeros fueron evacuados 'de cuatro en cuatro', para evitar que permanecieran a la intemperie, ya que en el exterior de los vagones había -13ºC. Los pasajeros pudieron llegar por fin a Alicante sobre las 18 horas en autobús desde Madrid.