Público
Público

Una testigo asegura que el hermano de Carcaño se contradice

La madre de una amiga de Marta del Castillo declara que Francisco Javier Delgado afirmó no conocer a la joven para luego reconocer que sí y dice que en el piso "había un fuerte olor a lejía"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Susana G.G., la madre de Alejandra, la mejor amiga de Marta del Castillo, ha asegurado en su testimonio durante el juicio que Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño, el asesino confeso, le dijo el día de la desaparición de la joven sevillana que no la conocía y para poco después reconocerle que incluso la vio en el piso en el que la mataron.

La testigo ha afirmado que la madrugada posterior a la tarde del sábado 24 de enero de 2009, cuando desapareció Marta, participaba en las labores de búsqueda junto a otros vecinos y llamó por teléfono a Delgado para preguntarle por la menor y este le aseguró que no la conocía. A las cinco de la madrugada del 25 de enero, la testigo, junto a otro adulto, se desplazó hasta la casa de la calle León XIII de Sevilla, donde presuntamente mataron a Marta, y allí se encontró con Carcaño y con su hermano, que cambió de versión y le dijo que conocía a la menor y que incluso ese día la vio en el piso.

'Había un fuerte olor a lejía' en la casa, ha asegurado la testigo, que preguntó a Miguel Carcaño qué sabía de la menor. Carcaño, que a esa hora salió de una habitación vestido de calle, le respondió que había dejado a Marta junto a su casa sobre las 21.15 horas y que no sabía nada más de su paradero.

'Había un fuerte olor a lejía' En las labores de búsqueda, esta testigo coincidió con otro de los imputados, Samuel Benítez, que se incorporó en torno a las cuatro de la madrugada y del que le llamó la atención lo desabrigado que iba a pesar del intenso frío que hacía en esos momentos.

La testigo ha añadido que esta información la comunicó inmediatamente a la familia de Marta del Castillo, a cuyos padres acompañó a primeras horas del domingo 25 de enero a una comisaría.

Antes de esa testigo han declarado, protegidos por una mampara, tres menores de edad que la tarde del 24 de enero de 2009 estuvieron con el entonces menor de edad apodado 'El Cuco' bebiendo copas en dos 'botellones' distintos y al que conocían porque eran compañeros del instituto.

Tras estos 'botellones', 'El Cuco' se fue sobre las doce de la noche en su bicicleta, con la que se desplazaba de un lugar a otro, 'haciendo eses' porque estaba muy borracho, ha puntualizado uno de los testigos.

La novia de Francisco Javier Delgado también está imputada  En la décima sesión del juicio por el caso Marta del Castillo, que se celebra en la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, también ha declarado Francisco Jesús D.B., un amigo de María García, otra imputada y novia de Francisco Javier Delgado. El amigo de María estuvo la tarde del domingo 25 de enero estudiando en la casa de León XIII, donde le sorprendió el orden y que las ventanas estuvieran abiertas a pesar del frío que hacía.

María, cuyo comportamiento era 'absolutamente normal', accedió a cerrar las ventanas tras la segunda ocasión en la que él le dijo que hacía frío, según el testigo, que cuando llegó a la casa encontró a dos policías haciendo preguntas a su amiga pero sobre temas que no recuerda porque no prestó atención. También durante esa tarde apareció por la casa 'El Cuco' para recoger unos DVD y por la noche llegó Francisco Javier Delgado con la cena, que tomaron usando unas sillas como mesa, ha precisado.