Público
Público

Tres ciudades, tres ciclistas

Las diferentes formas de circular en bicicleta en Madrid, Barcelona y Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Pedalear por Madrid es un peligro'

Tiago Teles es uno de los muchos ciudadanos de Madrid que vive en el centro de la ciudad pero trabaja lejos, concretamente en la localidad de Pozuelo de Alarcón.Más de 12 kilómetros separan su vivienda de su puesto de trabajo. Y, a pesar de los inconvenientes, ese es un camino que Tiago emprende todos los días utilizando su bicicleta como medio de transporte.

Adora pedalear, pero también es un valiente, pues asegura que 'desplazarse en bicicleta por Madrid es un auténtico peligro'.
¿El problema? Que la escasez de carriles bici o de cualquier otra vía parecida en las calles de la capital española obliga a los usuarios a compartir el espacio de la carretera con el tráfico rodado.

'El único tramo en el que me siento seguro es por el que atravieso la Casa de Campo, que es donde no hay coches', afirma el ciclista. Y es que, según Tiago, 'los conductores no respetan al ciclista'.

Ana Torres lleva sólo cuatro años viviendo en Barcelona. Pero desde que llegó a la ciudad y vio la gran cantidad de gente que se desplazaba en bicicleta, 'en seguida me animé a utilizarla yo también', afirma.

Se compró una bicicleta y un gran chubasquero para prevenirse de la lluvia. Ahora, independientemente del tiempo que haga, utiliza las dos ruedas para desplazarse por la ciudad y acudir todos los días a su puesto de trabajo.

Las infraestructuras barcelonesas facilitan su camino. 'En Barcelona se apuesta por la bici y, aunque aún quedan zonas por conectar con carriles bici, ya hay muchas carreteras en las que se ha acortado el espacio del tráfico rodado para darnos espacio a los ciclistas', explica Ana.

Además, asegura la ciclista, 'aunque siempre hay excepciones, los conductores nos respetan bastante porque ya están acostumbrados a nuestra presencia'. 

Sandra García se aficionó a la bicicleta cuando llegó a Sevilla, hace casi tres años.

Hoy en día, ella es una de las muchas ciudadanas que todos los días dejan el coche aparcado en el garaje para moverse por la ciudad, bien para ir al trabajo o para dar un paseo.

Para Sandra, la bici reporta muchos beneficios. 'Además de hacer deporte y sentirte mejor, no contaminamos el medio ambiente', explica. Asimismo, según esta ciclista, 'en Sevilla llegas a todas partes en seguida, mucho más rápido que si coges el coche', asegura.

En cuanto al estado de las infraestructuras en la ciudad, Sandra afirma que están 'muy bien. Toda Sevilla está comunicada con carriles bici y el único defecto que tienen es que la pintura resbala un poco cuando llueve'.

Además, dice, 'los conductores nos respetan mucho y cada vez la gente está más concienciada'.