Público
Público

El TSJCV condena a 9.600 euros a Betoret y Campos por el caso de los trajes

La decisión dificulta la defensa de Camps, al que se le acusa de los mismos hechos que a los condenados.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad valenciana ha condenado al pago de una multa de 9.600 euros a al exvicepresidente del Consell, Víctor Campos, y al ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turismo y ex jefe de Protocolo de la Diputación de Valencia, Rafael Betoret, por el conocido como 'caso de los trajes' derivado del caso Gürtel.

En sendas sentencias, la Sala de lo Civil y Penal condena también a Campos y Betoret a sufragar las costas procesales y acuerda el comiso de las prendas de vestir recibidas o, en su defecto, de su valor 'en la cuantía de las mismas establecidas en los hechos probados'.

Tanto a Betoret como a Campos se les acusaba de los mismos hechos que al expresidente de la Comunidad de Valencia , Francisco Camps: aceptar trajes regalados por la trama Gürtel. Durante ese periodo, las empresas de la trama corrupta cosecharon numerosos contratos millonarios de la Administración valenciana.

Al ser condenados, Camps tendrá más difícil sostener ante el jurado su versión: que todo es un infundio, que él mismo pagó sus trajes y que, en suma, es inocente.

Ambos fallos, contra las que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS), llegan después de que el ministerio fiscal y el PSPV —acusación particular— aceptasen una sentencia condenatoria contra Campos y Betoret por este caso, después de que ellos admitiesen su culpabilidad por haber recibido regalos de la trama. Por su parte, el expresident de la Generalitat Francisco Camps y ex secretario general del PPCV y actual responsable de Economía del grupo popular en Les Corts Ricardo Costa, decidieron no conformar y someterse al juicio abierto contra ellos por estos hechos, en fecha aún por determinar.

Según se declara probado en ambas resoluciones judiciales dictadas hoy por el presidente del tribunal del jurado, el magistrado Juan Climent, durante los años 2005 y 2008, Francisco Correa, Álvaro Pérez y Pablo Crespo actuaron con el fin de ganarse la amistad y favor de 'algunos funcionarios públicos y autoridades de altas instituciones y organismos de la Comunitat Valenciana'. De este modo, realizaron las 'gestiones necesarias' para hacer llegar a estas personas, de forma continuada y en consideración de su naturaleza y rango, determinados regalos para su uso personal, tales como trajes confeccionados a medida y otras prendas de vestir.

Por lo que respecta a Víctor Campos, según la sentencia, éste aceptó 'en varias ocasiones' a lo largo del año 2006 varias prendas de vestir, 'al menos' dos trajes, dos pantalones, una americana y un chaqué adquiridos en Milano, por un importe total de 5.529 euros.

Ambos aceptaron los regalos a sabiendas de que eran por su cargo público

Además, Campos aceptó esos regalos 'sabedor de que le eran entregados en reiterada consideración al cargo público que ejercía', desde el que 'podía tomar decisiones o desplegar su personal influencia sobre determinadas materias' en relación con las cuales Correa, Crespo y Pérez mantenían 'importantes intereses económicos'.

Por su parte, Rafael Betoret recibió 'en varias ocasiones' a lo largo de 2006 'al menos' dos americanas, tres trajes y un abrigo por un importe total de 3.549 euros, y una americana, tres trajes y un pantalón por un valor total de 3.250 euros, adquiridos todos en Milano.

Asimismo, entre finales de 2006 y principios de 2007, aceptó una americana, cinco trajes y un abrigo por importe total de 6.700 euros adquiridos en Forever Young.

Al igual que Campos, el exjefe de gabinete de la Conselleria de Turismo aceptó estos regalos a sabiendas de que le eran entregados por su condición de cargo público y con el fin de favorecer a las personas que los regalaban.

El diputado socialista en las Cortes Valencianas Angel Luna ha asegurado este viernes que las dos condenas 'suponen una condena' al exjefe del Consell, Francisco Camps, porque 'la operativa que la sentencia reconoce, y que además ha sido aceptada por los acusados, es la misma que funcionaba con el expresidente de la Generalitat'.