Público
Público

Ultimátum a Correa para que pague la fianza de 85 millones

El juez Pedreira le embargará sus bienes si no paga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez Antonio Pedreira lanzó ayer un ultimátum a Francisco Correa y a su lugarteniente en la trama Gürtel, Pablo Crespo, para que, hoy a más tardar, depositen la fianza multimillonaria de 85 millones que pesa sobre cada uno de ellos. O Correa y Crespo pagan hipótesis que el entorno de Correa considera inviable o el magistrado ordenará el embargo de sus bienes. Esa fianza, de carácter civil, no busca evitar el riesgo de fuga de los dos principales imputados del caso, ambos en prisión, sino asegurar la cobertura de las responsabilidades pecuniarias exigibles tras una eventual condena.

La decisión de exigir sendas fianzas avaladas en septiembre por la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Madrid (TSJM) se produjo horas después de que Correa, Don Vito en el argot de la trama, compareciera junto con su abogado ante el juez Pedreira para reclamar su libertad. Tras la sesión de ayer, el magistrado debe decidir si le libera o no tras dos años en prisión provisional. Pablo Crespo renunció a comparecer personalmente ante el juez, pero también pide su excarcelación. La Ley de Enjuiciamiento Criminal señala dos años como plazo máximo ordinario para la prisión provisional. Pero otorga al juez la potestad de prorrogar la reclusión por otro bienio.

Aunque Pedreira dispone de dos semanas de margen, fuentes del Tribunal Superior de Madrid estiman que dictará su resolución en dos o tres días. Hasta el próximo 6 de febrero, Correa y Crespo no cumplirán dos años como reclusos de Soto del Real (Madrid).

La cuestión clave que debe sopesar el magistrado es nuevamente esta: si persiste o no el riesgo de fuga. Anticorrupción sostiene que sí. Y en el polo opuesto, se sitúan las defensas.

Ayer, el abogado de Correa, José Antonio Choclán, trató de convencer a Pedreira de que tal riesgo es hoy inexistente porque su cliente tiene las cuentas bloqueadas. En declaraciones a los periodistas, Choclán pidió luego que se aclaren los delitos atribuidos a su cliente. Y reiteró su queja sobre el desarrollo de la instrucción, a la que equiparó con un 'partido de fútbol en el que no se deja a un equipo salir al campo y el otro equipo juega solo y sin árbitro'.

El argumento de que no hay riesgo de fuga porque las cuentas se han bloqueado es cierto sólo de manera parcial. Porque el bloqueo se está aplicando en España, en Mónaco y en dos cuentas de Suiza donde quedaron congelados 17 millones de euros gracias a la confesión de Arturo Fasana, uno de los gestores de cuentas de Correa. Pero, según Choclán, tampoco podría disponer de ellas en EEUU, dado que Merrill Lynch, la entidad donde posee cuentas, está cooperando con la justicia española.

Hasta ahora, el juez ha lanzado una quincena de comisiones rogatorias internacionales. Sus peticiones han topado con el muro de los paraísos fiscales y de otros países como Holanda.