Público
Público

Urdangarin renuncia a su cargo en Telefónica de manera "temporal"

El duque de Palma volverá a residir en Barcelona con su familia, después de tres años en Washington

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Iñaki Urdangarin ha pedido una 'excedencia temporal' de su puesto como consejero de Telefónica Internacional, con la suspensión de su contrato, y volverá a residir en Barcelona con su familia, después de tres años en Washington. Desde allí ha enviado un comunicado en el que  explica que ha adoptado esta decisión 'ante la posibilidad de que el procedimiento judicial abierto' en el que está en curso 'pudiera tener alguna incidencia negativa para el grupo'.

'En los últimos años he venido representando puestos de alta responsabilidad en el Grupo Telefónica, en la convicción de que mis superiores jerárquicos han sabido valorar el esfuerzo y dedicación desarrollado durante este tiempo', señala en esta nota el duque de Palma. A continuación, subraya: 'ante la posibilidad de que el procedimiento judicial abierto y en el que estoy en curso pudiera tener alguna incidencia negativa para el Grupo Telefónica, y para evitar esos posibles efectos, he decidido solicitar a la compañía una excedencia temporal, la suspensión de mi contrato y de mis funciones'.

También explica que se traslada a vivir junto a su familia a Barcelona 'con la intención de volver a desarrollar con la compañía nuevas actividades en el futuro'. Por su parte, la Casa Real ha dicho que 'respeta' la decisión del duque de Palma.

Urdangarin está siendo investigado por la justicia por los negocios que desarrolló mientras estuvo vinculado al Instituto Nóos, fundación de la que presuntamente se valió para malversar fondos públicos que acabaron en empresas privadas que él controlaba. Por ahora la investigación judicial apunta a que él y su exsocio Diego Torres encabezaron una trama a través de la cual se habrían apoderado de 5,8 millones de los fondos públicos que percibió Nóos. 

La Casa Real 'respeta' la decisión del duque Palma

El pasado mes de diciembre conocíamos que el asesor legal externo de la Casa del Rey había aconsejado a Urdangarin que abandonara el Instituto Nóos porque esta entidad desarrollaba acciones lucrativas y, al año siguiente, le recomendó que optara por buscar una actividad profesional por cuenta ajena, a ser posible fuera de España.  

Además, en febrero Telefónica Internacional recortó su consejo de administración con el cese de sus miembros no ejecutivos, mientras que sí permanecían los miembros ejecutivos, entre los que se encontraba el propio Urdangarín.

La investigación en torno a los negocios de Urdangarin se encuentra en la actualidad en fase de instrucción y en los próximos meses se espera que la Fiscalía presente escrito de acusación. Hoy por hoy está pendiente de conocerse el informe encargado a la Agencia Tributaria sobre los ingresos percibidos por Nóos así como el resultado de las tres comisiones rogatorias libradas a Andorra, Suiza y Luxemburgo, que prevén arrojar luz sobre el destino del dinero que desde el Instituto Nóos fue a parar a cuentas bancarias localizadas en estos países.

Por el momento, las autoridades de los tres Estados no han respondido a la petición cursada por el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, quien mediante estas diligencias quiere que sean identificados los titulares de las cuentas en las que fueron depositados miles de euros a través de las sociedades vinculadas a Nóos, presidido entre 2004 y 2006 por el yerno del Rey Don Juan Carlos.