Público
Público

Urkullu: "En Euskadi asistimos a un juego de escenificación"

El presidente del PNV aboga por "el cese definitivo" de la violencia y asegura que la pelota está ahora en el tejado de la izquierda abertzale

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Algo se mueve en Euskadi, dice Íñigo Urkullu, presidente del PNV, pero no es más que 'un juego de escenificación'. Así definió el líder nacionalista en la Cadena Ser los acontecimientos del pasado fin de semana en el que EA anució su alianza estratégica con Batasuna y el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, dejo entrever la conveniencia de que Batasuna deje de ser ilegal, algo que Rubalcaba puso más tarde en cuestión.

Urkullu recordó la posición de su partido al respecto, una posición que no ha variado sustancialmente en los últimos años: 'Nosotro votamos en contra de la Ley de Partidos de 2002 y creemos que todas las sensibilidades ideológicas tienen que estar representadas. En Euskadi hay una mayoría social que no refleja el Parlamento vasco. La izquierda abertzale ha estado representada en el parlamento y ahora no, aunque hay que reconocer que ellos, Batasuna, tienen su parte de responsabilidad'.

Urkullu plantea un escenario sin violencia pero creíble al mismo tiempo: 'ETA tiene que anunciar un cese definitivo de la violencia. No vale con un alto el fuego o una tregua, eso lo hemos vivido otras veces'. El líder del PNV cree que ahora la pelota está en el tejado de la izquierda abertzale, sobre todo desde que el Tribunal de los Derechos Humanos rechazó su recurso, pero ve insuficiente el movimiento de la izquierds abertzale ya que, de momento, se limita a pedir un alto el fuego. 

Por eso, las últimas declaraciones y actos, son una escenificación, un tanteo, pero de momento todo pasa por el paso que esté dispuesto a dar la izquierda abertzale.

Urkullu se refirió al tema estrella de los últimos días: la reforma laboral. Anunció que el PNV se abtendrá en la votación en el Congreso de los Diputados pero fue muy crítico con una reforma que tachó de 'parcial e insuficiente'. El líder vasco espera que durante la tramitación del proyecto se pueda introducir enmiendas para mejorarla.

También se mostró crítico con los dos partidos nacionales al considerar que 'la carga de la responsabilidad' que no asumen ni el PP ni el PSOE se está dejando a los partidos nacionalistas.

Se mostró muy crítico con el diseño de Estado de la Autonomías, la que achacó buena parte de culpa en la actual crisis económica. 'El café amargo para todos cuesta mucho y nos preocupa que la línea de ajuste que deben adoptar los Presupuestos del año que viene afecten al hecho diferencial vasco y catalán'. Y es que Urkullu se quejó de que otras zonas de España 'sin hecho diferencial' gozan de la misma autonomía que Euskadi y Catalunya.