Público
Público

Vara invita a explorar una "tercera vía"

Griñán suaviza su aparente respaldo inicial a Rubalcaba. Blanco aboga por la neutralidad: "No debo opinar" 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'No hay ninguna razón para que los candidatos sean sólo los dos que se han mencionado porque hay 110 diputados y, además, puede haber gente que piense que se puede ser candidato sin ser diputado'. El líder del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara, abrió así la baraja de la sucesión a una 'tercera vía' más allá de los nombres marcados: Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón.

El prólogo del 38º Congreso Federal ensanchó de esta forma su horizonte. Vara defendió que existan 'distintos posicionamientos' sobre el futuro del PSOE. A su juicio, la diversidad es 'un camino hacia la recuperación'. En la Cope,Vara evitó nombres, pidió 'varias opciones entre las que poder discutir' y advirtió contra los intentos de interferir en la libertad de su partido: 'Cuidado con los que puedan pensar que se puede ganar un congreso desde el aparato, porque se pueden estar equivocando', señaló, recordando que, cuando 'se han abierto las puertas a la militancia, los aparatos han salido derrotados'.

El líder extremeño advierte contra los que «quieran ganar desde el aparato»

Horas antes de que el Comité Federal dé salida al 38º Congreso, varias voces dirigentes apuntaron como más que previsible la concurrencia de varios aspirantes para relevar a Zapatero. 'Vislumbro que habrá más de una opción y, por tanto, no habrá aclamaciones', admitió Ramón Jáuregui en Los desayunos de TVE. ¿Rubalcaba o Chacón? 'Ambos son magníficas opciones y ojalá haya alguien tan bueno como ellas', sorteó salomónico. Habrá 'diferentes' candidatos, coincidió el secretario de Organización socialista, Marcelino Iglesias.

Así pues, en la fase embrionaria del cónclave, el PSOE busca vida más allá de territorios explorados. ¿Dónde? La cúpula se frena en seco ante la pregunta. El secretario general de la federación andaluza la más numerosa matizó ayer la aparente inclinación por Rubalcaba que marcó su primer análisis: 'El Congreso tiene que ser abierto, con candidaturas abiertas quien se quiera presentar, que lo haga y de libertad'.

Sobre el exvicepresidente, Griñán destacó en Al rojo vivo LaSexta su 'hoja de servicios impecable', sin ir más lejos: 'A partir de ahí, no me he mojado ni me voy a mojar por el momento, porque no hay candidaturas ni conocemos el proyecto de cada cual que quiera dar un paso adelante'.

El madrileño Tomás Gómez anima a Chacón a presentar su candidatura

El dirigente más explícito, de nuevo, fue el madrileño Tomás Gómez, a quien se atribuye, más que su eventual respaldo a Chacón, su rechazo, por falta de sintonía, a una candidatura encabezada por Rubalcaba. Desde esta posición, Gómez animó a la ministra a dar 'un paso al frente' para gobernar el futuro del PSOE. A su juicio, 'representa un revulsivo' que añade un 'perfil importante en este momento' tras la derrota aplastante del 20-N.

Rescatando el discurso con el que ganó las últimas primarias socialistas de Madrid, Gómez instó al PSOE a 'escribir el relato con una caligrafía y redacción diferente', es decir, a extender la capacidad de decisión a las bases. Según declaró en Antena 3 el dirigente madrileño, los socialistas no deberían escoger en febrero entre Rubalcaba y otro candidato, sino 'entre Rubalcaba y la posibilidad de elegir'. 'No valen las componendas', advirtió.

Jáuregui e Iglesias vislumbran que habrá varios aspirantes al relevo

Entretanto, en el epílogo de su labor como número dos del PSOE, su vicesecretario general, José Blanco, apostó por la neutralidad: 'Yo no debo opinar. No voy a expresar preferencias. El futuro del PSOE lo va a decidir el PSOE en el congreso y este partido siempre ha sabido levantarse después de las caídas', concluyó.

Desde Bruselas, el europortavoz socialista, Juan Fernando López Aguilar, abogó por 'la hora de los afiliados'. 'No debe suceder que una élite dirigente cierre el paso al debate. Lo ideal sería la máxima implicación del mayor número de afiliados. Si la decisión pudiese tener su legitimación directa de todos los afiliados, mejor', informa Daniel Basteiro.