Público
Público

De la Vega asegura que se agotará la legislatura

La vicepresidenta dice que el PP sufre "un calentón electoral"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Volvieron por donde solían María Teresa Fernández de la Vega y Soraya Sáenz de Santamaría, o viceversa. A sacudirse con la mano abierta y sin miramientos, ni siquiera para airear esos trapos sucios que, según dictan las buenas costumbres, conviene lavar y dejar lavar en casa propia y a puerta cerrada.

Estuvo provocadora, como tiene a gala, la portavoz del PP. Santamaría leyó a la vicepresidenta primera la lista de la disidencia socialista: 'El señor Griñán lo tiene muy claro: Zapatero, entre malo y un desastre. Para el señor Fernández Vara el problema es que a los ministros les falta crédito. Debe de ser por eso por lo que al señor Barreda cada vez que se le pregunta le sobra algún ministro más. Claro que no tantos como a don Joaquín Leguina, que cambiaría toda la cúpula socialista...' .

'Han perdido el respeto hasta dentro de su propio partido'

Iba por el cuarto nombre cuando los murmullos de protesta de la bancada socialista obligaron a la intervención pacificadora de José Bono, que se produjo con su habitual prosopopeya: 'En este sistema de preguntas, la respuesta viene después, pero no puede ser a la vez'. A la vez que a los ya citados solemnizó Santamaría como disidentes socialistas ante las actas taquigráficas del Congreso a Juan José Belloch alcalde de Zaragoza, Felipe González y 'los ministros que han dejado de serlo'. Y todo para concluir que los miembros del Gobierno de Zapatero 'han perdido el apoyo de este Parlamento, la confianza de los españoles y el respeto hasta dentro de su propio partido'.

Fernández de la Vega, que ha regresado a estos duelos semanales con renovada energía, diagnosticó al PP 'una especie de calentón electoral', para afear a continuación su conducta con el ejemplo de los amigos europeos de Rajoy: 'El Gobierno, como todos los europeos, está tomando decisiones para afrontar la crisis y sostener nuestro modelo social de bienestar. Y mientras todos estamos haciendo esto y todos cuentan con la oposición, ustedes aquí a lo suyo. Si hay que decir barbaridades, pues se dicen. Todo por un voto. Son la oposición más irresponsable que ha tenido España en los últimos 30 años'.

'Son la oposición más irresponsable de los últimos 30 años'

Terminado el calentamiento, las dos dirigentes fueron a la sustancia del pulso. Santamaría proclamó que a los socialistas 'ya no los cree nadie porque sencillamente ya no creen en nada y no han respetado ni uno sólo de sus compromisos'. 'El drama de su Gobierno es que le falta proyecto y le sobran críticos', sentenció para pedir elecciones anticipadas sin mencionarlas.

Con el campeonato mundial de Suráfrica a punto de comenzar, De la Vega no se resistió a tirar de símil futbolístico: 'Como los malos equipos, piden el final del partido, no sea que se les vaya a dar la vuelta. Pues mire, va a ser que no. Todavía queda la segunda mitad y la vamos a jugar dura, por España y por Europa. Los ciudadanos nos han dado cuatro años y, desde luego, vamos a utilizar todo el tiempo. No lo vamos a dejar a medias ni vamos a dejar a la gente en la estacada, porque eso ya lo hacen muy bien ustedes, que no han dado un palo al agua en seis años'.