Público
Público

De la Vega avisa a Batasuna de que con ETA no irá a las urnas

El Gobierno no "rebaja" la vigilancia pese a la posibilidad de una tregua

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero está escaldado y no piensa abrir ningún portillo. 'Batasuna es un partido ilegal y nunca podrá presentarse a las elecciones si no condena la violencia de forma clara y se separa definitivamente de ETA. No hay la más mínima posibilidad', afirmó ayer la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega.

El Ejecutivo quiso fijar así de nuevo su posición al hilo de la posibilidad de que ETA anuncie próximamente un alto el fuego en respuesta a la petición realizada en ese sentido por mediadores internacionales y por la propia izquierda abertzale. Como informó Público el pasado lunes, la ilegalizada Batasuna se plantará ante la banda en el caso de que a lo largo de este verano no anuncie una tregua. La formación abertzale está decidida a seguir su hoja de ruta marcada por 'decisión unilateral' para impulsar un proceso de paz, abrir una nueva fase por vías 'exclusivamente políticas' y volver a las instituciones.

La portavoz del Gobierno quiso ayer por ello dejar claro de nuevo cuál es su posición. Negó en primer lugar que se esté ralentizando la tramitación parlamentaria de las reformas legales que impulsó para impedir que los concejales de formaciones ilegalizadas puedan conservar sus cargos. Y aseguró, en este sentido, que el Ejecutivo no tiene la menor intención de 'rebajar o relajar actuaciones de vigilancia para que nadie pueda utilizar un fraude de ley'.

La vicepresidenta primera cerró también cualquier resquicio a la posibilidad de una nueva negociación con ETA. 'A los terroristas sólo les cabe una opción: el abandono de las armas de una vez y para siempre. Y a los que apoyan a los terroristas sólo les cabe asumir las reglas del Estado de derecho, una aceptación clara y sin ambages de la ley, la Constitución y la democracia'.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, también se pronunció sobre los movimientos realizados por la ilegalizada Batasuna desde el inicio de su debate interno, el pasado mes de octubre. Ante la posibilidad de que la izquierda abertzale se plante ante ETA si no declara una tregua, Rajoy atribuyó la estrategia de la ilegalizada Batasuna a un intento de hacer méritos para que el Gobierno le permita presentarse a las elecciones municipales y forales en 2011.

En una comparecencia en Almería, Rajoy señaló que se trata del enésimo 'intento' de la ilegalizada Batasuna por presentarse a los comicios, algo que, agregó, no puede hacer hasta que ETA 'deje de matar y se disuelva', informa Europa Press. Insistió, además, en desacreditar el debate realizado por las bases de la izquierda abertzale, que finalizó en febrero con una apuesta por 'el uso de vías y medios exclusivamente políticos y democráticos'. Para Rajoy, en cambio, ese proceso interno es un intento 'de marear la perdiz' y un 'error político', ya que 'deben saber que no pueden presentarse a los comicios si son una organización terrorista'.

Desde Luxemburgo, se pronunció también el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, para asegurar, como María Teresa Fernández de la Vega, que el Gobierno no está preparando la legalización de Batasuna. Además, reclamó a ETA que abandone la violencia de manera definitiva.

'En principio no, de ningún modo. Los partidos ilegales son partidos ilegales', contestó Caamaño al ser preguntado sobre si el Gobierno prepara la legalización de Batasuna ante las informaciones que apuntan un posible cese de la violencia por parte de ETA.

'Respecto a la banda terrorista, lo que tiene que hacer es lo que todos deseamos: que abandone de una vez por todas, de manera clara y definitiva, la violencia contra los demás', resaltó el ministro de Justicia, en declaraciones a la prensa antes de dirigir la última reunión de ministros de Justicia bajo presidencia española en Luxemburgo.

'Batasuna y todo el entorno político del nacionalismo vasco sabe que sólo desde la legalidad, con el respeto a los derechos y a las libertades, y de manera clara y terminante, pueden estar en nuestro sistema democrático, tal como dicen las leyes y como ha reconocido el Tribunal de Estrasburgo', insistió Caamaño.

La diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, también se refirió a los movimientos de la izquierda abertzale para que ETA anuncie un cese de la violencia. Según dijo, 'ese runrún está en estos momentos' y 'parece que desde el ámbito político se podría estar gestando lo que debería ser: la apuesta por la vía exclusivamente política'.

En declaraciones a RNE, manifestó su deseo de que ETA abandone definitivamente 'sin condiciones' y de manera 'unilateral' la violencia, y recordó en ese sentido que su formación comparte el rechazo 'contundente' y 'bien expresado en término de condena' a cualquier tipo de la misma.