Público
Público

El veraneo de los ministros

Con menos tiempo libre que en años anteriores, los miembros del Gobierno repiten en su mayoría destino y actividades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros serán fieles a sus costumbres y en su inmensa mayoría repetirán destino y aficiones para pasar las vacaciones, siguiendo así la máxima atribuida a Santa Teresa de que en tiempo de tribulaciones, es mejor no hacer mudanza.

Eso sí, algunos, y debido precisamente a la crisis, quizá pasen más días de lo habitual en Madrid para no desatender su trabajo.

Por primera vez desde que llegó a La Moncloa, el presidente de Gobierno no tomará vacaciones, pasará la mayor parte del mes en su despacho analizando la evolución de los datos económicos y preparando el nuevo curso político.

Sólo se permitirá un par de fines de semana de descanso junto a su familia en León y en la finca de Quintos de Mora (Toledo), antes de iniciar a finales de agosto una visita oficial a China y Japón.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, volverá a Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Este año no hará su tradicional gira por Iberoamérica pero estará en su despacho de Madrid hasta la segunda semana de agosto.

Debido a la crisis, los ministros apenas se tomarán un par de semanas de vacaciones

Los otros dos vicepresidentes también se mantendrán fieles a sus aficiones: Elena Salgado tratará de pasar unos días en la montaña aunque sin quitar el ojo a la situación económica.

Y Manuel Chaves pasará unos días en la costa andaluza, donde tiene previsto hacer deporte, pasear en bicicleta, ir al cine y leer -esperan en su biblioteca La Guerra Civil española, de Antony Beevor, Las verdaderas razones de la crisis, de Nicoletta Napoleoni, y El poder del perro, de Don Winslow-.

También verá recortadas sus vacaciones puesto que durante la primera quincena de agosto mantendrá parte de su actividad política.

Otro que tampoco cambia sus hábitos es Alfredo Pérez Rubalcaba, y es que el ministro del Interior volverá a pasar un par de semanas de descanso en Asturias.

José Blanco, titular de Fomento, se dividirá entre Madrid y Galicia, donde se dedicará a uno de sus pasatiempos favoritos, la cocina; y Miguel Sebastián, ministro de Industria, repetirá destino -Almería- y afición -submarinismo-.

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, es otra de las que prefiere el mar y ha elegido los pueblos de la Costa Brava para viajar con su familia.

Intentará ponerse al día en algunas lecturas atrasadas, como El cuaderno dorado, de Doris Lessing, o Anatomía de un instante, de Javier Cercas.

Francisco Caamaño, ministro de Justicia, es de los pocos que se decanta por el extranjero y viajará a algún país mediterráneo (Grecia o Italia). Después pasará unos días en su Galicia natal, en la Costa da Morte, y aprovechará para leer y practicar la vela.

Como en veranos anteriores, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se desplazará hasta Francia, y allí, además de practicar tenis, quiere leer las memorias de Máximo Cajal, Sueños y pesadillas.

Bibiana Aído, titular de Igualdad, también saldrá de España y viajará una semana al norte de Europa, aunque intentará hacer alguna escapada a Cádiz, su casa, para visitar a familiares y amigos.

Aficionada a la lectura, llevará varios libros en su maleta, como Una historia iraní de amor y censura, de Shahriar Mandanipour, y Los evangelios gnósticos, de Elaine Pagels.

Entre San Sebastián y Málaga, como es habitual en ella, pasará unos días la responsable de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, que quiere dedicar a leer, pasear y disfrutar de su familia y amigos. También hará un hueco para trabajar en los objetivos de su ministerio, como la Ley de la Ciencia y la Estrategia Estatal de Innovación.

Tampoco desconectará del todo la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, quien tendrá que interrumpir su periodo vacacional, que transcurrirá entre su tierra, Málaga, y Galicia, para atender algunas citas 'ineludibles' en Madrid.

Descansar al lado de sus seres queridos y leer son los objetivos de Jiménez estas vacaciones.

Ángeles González-Sinde, titular de Cultura, se moverá entre Alicante y Cádiz, y se ha reservado un hueco para asistir al Festival del Cante de las Minas, en la Unión (Murcia), que se celebra del 3 al 14 de agosto.

Para el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, unas vacaciones ideales pasan por la lectura, el aire libre y el deporte 'de interior', en concreto la cinta de correr, y espera poder disfrutar de todo ello en su casa de la Costa Dorada a partir de la segunda semana de agosto, una vez encarrilada la reforma laboral.

Muy pocos días de asueto se va a permitir el responsable de Educación, Ángel Gabilondo, que se desplazará hasta alguna playa del sur. Dedicará buena parte de su verano a preparar varios viajes que tiene en el extranjero.

En Almería pasará sus vacaciones la titular de Defensa, Carme Chacón, que las quiere dedicar sobre todo a su hijo y su familia, y también a leer poesía y ensayo.