Público
Público

Víctimas que ven el final del túnel tras el fin de la violencia de ETA

Creen que aún hará falta "tiempo" para lograr la reconciliación en Euskadi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Qué piensan las familias de las personas asesinadas por ETA sobre el anuncio del cese 'definitivo' de la violencia? La pregunta tiene muchas respuestas, tantas como víctimas. Algunas desconfían. Otras se sienten dolidas porque la banda no haya recogido en su comunicado una muestra de arrepentimiento. Otras no estarán satisfechas hasta su disolución. Otras... Las opiniones son diversas y, desde luego, no existe un pensamiento único.

El 26 de noviembre de 1993, ETA asesinó al sargento de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea de varios disparos en presencia de uno de sus tres hijos, de 16 años por aquel entonces. Goikoetxea desempeñaba entonces un destacado papel en la lucha contra ETA.

Rosa Rodero: 'Creo en la reconciliación. En Euskadi, el corazón es grande'

Horas antes de que el pasado jueves ETA hiciera público su comunicado, a las siete de la tarde, en la Audiencia Nacional quedó visto para sentencia el juicio contra Jesús Martín Hernando, el hombre acusado de realizar labores de vigilancia del sargento mayor Joseba Goikoetxea. El hijo que presenció el asesinato de su padre tuvo que comparecer como testigo. Rosa Rodero, viuda de Joseba Goikoetxea, atendió ayer por la mañana la llamada de Público. Estaba afligida por la pérdida inolvidable de su marido, pero, a la vez, contenta. Contenta porque para ella era 'un día muy importante' por el anuncio de ETA. Lo esperaba 'después de lo que había ocurrido' últimamente, como la Conferencia Internacional por la Paz, celebrada el pasado lunes en Donostia.

Cuenta, incluso, que había hecho cábalas con unas amigas sobre qué día iba a anunciar la banda el esperado cese definitivo de la violencia. 'Yo dije que iba a ser este jueves, y mira, acerté', dice, sin perder la sonrisa.

Cristina Sagarzazu: 'Me conformo con que se logre convivir sin rencor'

'Esta declaración es el principio del fin. Ahora hay muchas cosas aún por arreglar. Va a ser necesario mucho diálogo, que se dé el reconocimiento de las víctimas. El resto se lo dejo a los partidos políticos. En cualquier caso, esto va a llevar mucho tiempo', dice.

¿Y la reconciliación, será posible en Euskadi después de tantos años de violencia? 'Yo creo que sí. Las víctimas estamos cansadas. Necesitamos tener ya tranquilidad, descansar y pensar en el futuro. Hace falta tiempo, pero creo que la mayoría de las víctimas que no piensan políticamente estamos pensando que se puede dar la reconciliación. En Euskadi, el corazón de la gente es muy grande', contesta.

El 14 de marzo de 1996, ETA asesinó con una bomba colocada bajo su coche a Ramón Doral, suboficial de la Ertzaintza y uno de sus responsables en la lucha antiterrorista. Su mujer, Cristina Sagarzazu, recibió la noticia del cese definitivo de la violencia de ETA con una mezcla de 'alegría y tristeza': 'En realidad, es algo bueno, es quitarse un peso de encima, pero, claro, lo que nos ha ocurrido a nosotros, nuestro sufrimiento, ya no tiene arreglo'.

Mari Paz Artolazabal:'Sufrimos un calvario, pero nadie más lo pasará'

Cristina ve 'lejos' la reconciliación en Euskadi. 'Nos van a hacer falta años', dice, convencida de que todas las partes tratarán de mantener que tenían 'razón'. 'Yo me conformo con que se logre la convivencia. Convivir ya convivimos, pero yo me refiero a convivir sin rencor. Nada de decir: Mira a ese de HB, o mira a ese del PP'. Tenemos que convivir sin rencor'.

Para Cristina, es necesario que 'todo el mundo' haga una reflexión sobre qué se ha hecho 'mal' durante todos estos años. 'No sólo deben pensar qué han hecho mal los de las pistolas, sino también quienes no han hecho nada. Todas las personas debemos reflexionar, también quienes hablan de que esto tiene que acabar con vencedores y vencidos. Que no olviden esos que vivieron muy bien porque eran los que habían ganado la guerra (civil)', dice en alusión al PP.

El 7 de mayo de 2000, ETA asesinó a tiros al periodista y miembro del Foro Ermua, José Luis López de Lacalle. A su viuda, Mari Paz Artolazabal, el comunicado de ETA le ha hecho 'revivir' con dolor aquel terrible día: 'Evidentemente, la noticia es muy buena, pero para nosotros ha llegado demasiado tarde. Nosotros estamos sufriendo un calvario, pero me alegro de que lo que estamos pasando nosotros no lo vaya a sufrir nadie más'.

Mari Paz pide ahora que ETA y la izquierda abertzale 'hagan un ejercicio de memoria'. 'Que piensen cuánto dolor y cuántas muertes se han producido para nada', se lamenta.