Público
Público

Zapatero prevé hasta 2015 "desequilibrios" económicos

El jefe del Ejecutivo cree que España precisa cinco años para «profundizar» en las reformas, comenzando por las pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno prevé cinco años de tráfico lento en el túnel de salida de la crisis. 'No quiero ser demasiado solemne, pero (...) necesitaremos cinco años para corregir los desequilibrios estructurales de la economía', advirtió ayer Rodríguez Zapatero en el Congreso, al dar cuenta de la última cumbre de jefes de Estado y de Gobierno celebrada el pasado viernes en Bruselas.

En un debate blanco por la derecha y el centro nacionalista y lleno de matices críticos desde la izquierda, el jefe del Ejecutivo anunció que esos 'cinco años decisivos' hasta 2015 decidirán 'el bienestar de los españoles en las próximas décadas'. Ese plazo es 'al menos' el que se va a necesitar, a juicio del presidente, 'para profundizar en todas y cada una de las cuestiones que tenemos' por delante para salir al paso de la crisis.

Zapatero reitera su apuesta por elevar la jubilación hasta los 67 años

¿Cuáles? En primer lugar, 'la estabilidad fiscal a largo plazo', elemento en el que Zapatero incluyó el anunciado ajuste de las pensiones. 'Si esta Cámara afronta su reforma con el rigor y el alcance que requiere, estará lanzando un mensaje de gran confianza hacia el futuro'. ¿A los mercados que reclaman la reforma? No, según Zapatero: 'Será una tarea pensando en las generaciones más jóvenes'.

El presidente defendió elevar la edad de jubilación a 67 años, tomando como modelo a 'los países que mejor sortean la crisis: Alemania o Suecia'. 'Si queremos tener sus resultados, ¿no debemos hacer sus esfuerzos?', se preguntó.

Rajoy sintoniza con la agenda europea de Zapatero en un debate sin críticas

Además de las pensiones y de la estabilidad fiscal a largo plazo, subsisten 'instituciones laborales que han demostrado una rigidez crónica', enfocó Zapatero como segundo elemento susceptible de reformas 'para que haya más competencia'. 'Fortalecer el Estado del bienestar' completa la agenda 'colectiva' de esos próximos cinco años clave.

El jefe del Ejecutivo encontró en Rajoy un oponente 'razonable y constructivo', según agradeció a un líder de la oposición, que ayer lo fue un poco menos y, por no contestar, despachó su réplica a Zapatero sin moverse de su escaño y en poco más de un minuto.

Rajoy reafirmó su compromiso con el euro reforzar su defensa fue la principal conclusión del pasado Consejo Europeo y ofreció al Gobierno apoyo para ratificar la creación de ese mecanismo permanente de estabilidad de la moneda común. Rajoy aparcó diferencias e hizo 'hincapié en lo que nos une, que es mucho, más que en lo que nos separa, que es bastante'.

CiU pide al jefe del Ejecutivo que no se 'obsesione' con la jubilación a los 67

Conciliador, el líder del PP que no hizo mención alguna al debate sobre las pensiones pidió a Zapatero que busque 'el mayor consenso' político para pactar las prioridades de España en el futuro y restrictivo presupuesto de la UE, en el que varios territorios Galicia, CastillaLa Mancha o Andalucía percibirán menos fondos de cohesión a cuenta de su paulatina aproximación a la media europea.

La misma receptividad ofrecieron CiU y el PNV a Zapatero sobre en el ámbito comunitario. 'Europa no es la fuente de los problemas, sino la vía para solucionarlos', enfatizó el portavoz del Grupo Vasco, Josu Erkoreka. La reforma de las pensiones sí afloró en el discurso del Grupo Catalán. 'No hay que obsesionarse en regular el retraso de la jubilación a los 67 años', instó a Zapatero su representante en la tribuna, Josep Sánchez Llibre.

En ese punto acabó el consenso. Llegado el turno de intervenciones de la izquierda minoritaria y del Grupo Mixto, el Congreso recobró su acostumbrado tono crítico. 'Lo que más preocupa es la receta que aplican ante la crisis el Gobierno y la UE: ajustes, más ajustes', prologó el portavoz de ERC, Joan Ridao, al hacer balance del Consejo Europeo. 'Hay margen para otra política. Cuando uno se liga a los mercados como usted lo está haciendo, entra en un auténtico círculo vicioso, en una espiral muy peligrosa, infernal, imparable', denunció Ridao en referencia a la reforma de las pensiones, cuya urgencia negó y para la que pidió tiempo y consenso.

IU-ICV, ERC y BNG cargan contra el 'pensionazo' que plantea el Gobierno

El Consejo 'será recordado por el pensionazo', reprochó a Zapatero la representante de IU-ICV, Núria Buenaventura: 'Usted ha decidido recortar una vez más unos derechos traicionando a sus propios electores'. 'Los beneficiarios de este pensionazo son los bancos y fue a Bruselas a lanzar una señal a los grandes inversores a costa de nuestras pensiones', remató Buenaventura.

'Nos preocupa que aproveche su presencia en el Consejo para anunciar una reforma dura y regresiva del sistema de pensiones y las alabanzas de la señora Merkel', coincidió el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, antes de invitar al jefe del Ejecutivo a romper 'una dinámica perversa que conduce al desmantelamiento del Estado social'.

'Hay dos fotos que han definido la política exterior: el brazo de Bush sobre el hombro de Aznar en las Azores y usted con la mano de la señora Merkel sobre su hombro. Son terribles', se distanció la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, que ve en esa mano a los mercados.

Nafarroa Bai mostró su 'decepción' por los resultados del Consejo. 'Todo se ha resuelto con una mini reforma', lamentó Uxue Barkos. Rosa Díez, de UPyD, admitió que Bruselas ha dado 'tímidos pasos en la dirección correcta' y, desde UPN, Carlos Salvador pidió 'una tregua entre partidos', para centrar el esfuerzo de todos contra la crisis.