Público
Público

Zapatero y Griñán aseguran un escaño a Torres Mora

El ideólogo del primer zapaterismo, apoyado también por Tomás Gómez, repetirá como tres por Málaga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ideólogo del primer zapaterismo, José Andrés Torres Mora, continuará durante la próxima legislatura en el Congreso de los Diputados. El que fuera jefe de Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero durante sus cuatro años en la oposición, se había visto relegado al quinto puesto en la candidatura de Málaga tras el aterrizaje como cabeza de lista de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, pero finalmente repetirá como número tres, detrás del secretario provincial, Miguel Ángel Heredia. Así lo ratificó ayer el Comité Provincial.

Zapatero se mantiene al margen del proceso de elaboración de las listas, pero ha hecho algunas contadas peticiones. Y una de ellas, según ha podido saber Público, ha sido que se intentara salvar la posición de Torres Mora, para lo que ha tenido que intervenir directamente el secretario general de Andalucía, José Antonio Griñán, tras conversaciones con José Blanco y Marcelino Iglesias.

Ferraz intenta repescar también a Fernández Marugán, excluido en Badajoz

No obstante, algunos defensores de la continuidad de Torres Mora atribuían la máxima importancia a la presión ejercida públicamente por el secretario general de Madrid. Tomás Gómez expresó en una rueda de prensa su disposición a pedir la inclusión en la candidatura madrileña de quien fue el cerebro de la campaña que lo enfrentó por la candidatura autonómica con Trinidad Jiménez, quien ahora encabezará la lista malagueña. Gómez argumentó que se trata de 'una cabeza privilegiada y necesaria para la socialdemocracia y para el PSOE'.

Otro conflicto abierto que trasciende su territorio es el de Francisco Fernández Marugán, que se ha visto excluido de la candidatura por Badajoz. Se trata de uno de los diputados más veteranos desde la segunda legislatura y respetados del Grupo Socialista, del que es portavoz presupuestario. Desde la dirección federal se intenta 'recuperarlo', algo que no se descarta porque ya ha pasado por situaciones similares en otras ocasiones. En su defensa se ha movilizado también Alfonso Guerra, al que está vinculado desde los comienzos de su carrera política.

Álvaro Cuesta renuncia y otros ejecutivos no encuentran hueco

Otro ilustre veterano, el asturiano Álvaro Cuesta, ha optado por retirarse tras ser desplazado a un puesto que no le garantizaba la elección después de haber sido en las dos últimas convocatorias el cabeza de lista, puesto que ahora ocupará el delegado del Gobierno, Antonio Trevín. Diputado desde 1982, fundador de Nueva Vía el grupo que aupó al poder a Zapatero y presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, es uno de los varios miembros de la Ejecutiva federal que no encuentran hueco en las listas.

Este es el caso de Soledad Cabezón, secretaria de Igualdad, que ayer estaba fuera de la lista por Sevilla, en la que ocupó el octavo lugar en los anteriores comicios. Y también el de Cándida Martínez, secretaria de Educación y Cultura, a pesar de que su nombre se había manejado como posible cabeza de lista por Granada, un puesto que ocupará José Martínez Olmos, secretario general de Sanidad.

También encuentra dificultades para ir en un puesto seguro el responsable de Medio Ambiente, Hugo Morán, que se ha visto desplazado hasta el cuarto puesto por Mariví Monteserín.

En medio del siempre complejo proceso de elaboración de las listas electorales, Felipe González se mostró extremadamente crítico con la situación interna en el PSOE: 'Me da pena que el partido tenga los brazos caídos, me dan ganas de zamarrear uno a uno a la gente y decir: vamos a por todas'.

Durante una conferencia en el Instituto Jaime Vera, dijo estar preocupado no sólo por 'el estado de ánimo' de su partido, sino también porque, si ganara las elecciones, 'no sé si tiene claro lo que van a hacer'.

Le respondió desde Salamanca el coordinador del programa, Jesús Caldera. Según informa Efe, afirmó que el PSOE va a proponer 'hacer lo contrario de lo que se hizo' hasta ahora.