MARRUECOS

"Mi país vive en la negación de la homosexualidad"

ENTREVISTA A ABDELLAH TAÏA. Este escritor marroquí se autodefine con ironía como un «héroe», pues fue el primer intelectual de su país en tomar la difícil decisión de salir del armario con nombre y apellidos

TRINIDAD DEIROS MADRID 28/09/2008 21:27 Actualizado: 30/09/2008 19:56

Comentarios

 

Media: 4.55

Votos: 20

Abdellah Taïa, el jueves en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, sede del congreso. MÓNICA PATXOT

Abdellah Taïa, el jueves en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, sede del congreso. MÓNICA PATXOT

Tiene 35 años pero la juventud se resiste a abandonarle. Como tantos marroquíes de origen humilde, Abdellah Taïa (Salé, 1973) es una persona de ademanes dulces pero llenos de melancolía. La misma que impregna su obra, en la que narra su vida de joven homosexual, primero en su país y, después, en un exilio largo tiempo soñado en París, la ciudad donde quería estudiar cine y donde vive desde 1999.

En enero de 2006, exponiéndose al escarnio de la sociedad musulmana en la que nació, reconoció públicamente su condición de homosexual en el semanario independiente marroquí 'Tel Quel'. En junio de 2007, esta revista le dedicó su portada: sobre su fotografía, se podía leer 'Homosexual'. Fue el primer intelectual de su país en salir del armario: ahora es un símbolo.

El jueves pasado, este escritor estuvo en Madrid para participar en el primer congreso sobre Derechos Humanos, Sociedad Civil y Homosexualidad en los países de mayoría musulmana, organizado por la Confederación Española de Asociaciones de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (Colegas). Esta confederación quiere llamar la atención sobre la situación en la que viven los homosexuales en los países islámicos.

En 26 estados de mayoría musulmana, esta opción sexual es delito. En algunos, como Irán o Arabia Saudí, se castiga con la muerte. En Marruecos no se llega a tanto, pero el artículo 489 del Código Penal prevé penas de seis meses a tres años de cárcel para los homosexuales. Su vida sigue dominada por el peso de la H'chouma: la vergüenza.

Usted describe irónicamente su salida del armario como su conversión en héroe

Fue durante la presentación de mi libro Le Rouge du Tarbouche (El rojo del fez). Una periodista del 'Tel Quel' quería dedicar su artículo a la homosexualidad. Nunca pensé que haría algo parecido, pero entonces me di cuenta de que tenía que ser valiente, una especie de héroe. Esta periodista me dio la oportunidad de asumir del todo mi verdad íntima y literaria; porque mi reivindicación no era sólo sexual, sino identitaria.

¿Lo sintió como un deber?

Por supuesto. Es la literatura la que me da visibilidad y el derecho de hablar. Hay un deber de decir la verdad, de tomar la palabra.

¿Qué siguió a su anuncio?

Me esperaba una reacción violenta, pero hubo de todo. Algunos medios (se refiere, por ejemplo, al popularísimo diario Al Massae) me insultaron. No digo que esto sea normal, pero sí es sintomático de las contradicciones de la sociedad marroquí, en la que la homosexualidad se ha convertido en una obsesión. Lo bueno es que ahora con el asunto de la supuesta boda gay en Alcazarquivir (seis homosexuales fueron a la cárcel por ello), se ha abierto un debate sobre este asunto.

¿Y su familia?

Su reacción fue de gran dolor. Mi hermano pequeño no podía ni salir a la calle. Estaban en su derecho de sentir dolor: yo acababa de anunciarles que era diferente y además temían por mí. Pensaban que yo no podía ser un buen musulmán, pero no me rechazaron. Mi sufrimiento no es nada comparado con los gays que han estado en la cárcel o, por ejemplo, el de ese estudiante de Fez al que los islamistas hicieron un juicio hace dos años por ser homosexual.

¿Ha vuelto a su casa familiar?

Sí, en junio, pero en casa no hablamos de mi homosexualidad. Eso no quiere decir que mi familia la acepte. Cuando volví a casa, mi madre cocinó mucho para mí. Fue muy tierno, pero sé que era una forma de no hablar sobre ello. En Marruecos, aún estamos en la negación de la homosexualidad, no queremos nombrarla porque eso representaría reconocer su existencia.

¿Se trata sólo de libertad sexual?

La auténtica cuestión no es la sexualidad, incluso si el sexo es un derecho humano, sino la individualidad. En Marruecos, el peso de la sociedad y la familia es agobiante, pero es que venimos de generaciones de adoctrinamiento.

Usted dice que el árabe es la lengua del silencio.

Sí, es una lengua que se usa para callar.

¿Por eso escribe en francés?

No, el francés en Marruecos es la lengua de los ricos y, siendo yo de familia pobre, era un reto dominarla. Pero me gusta y no me gusta a la vez. Empecé a escribir en ella porque tenía un diario personal para mejorar mi francés que fue luego el germen de mis libros.

La homosexualidad está muy presente en la cultura popular marroquí.

Sí, esos hombres que se disfrazan de mujer en la plaza Jmaa el Fna sin que ocurra nada o las romerías donde tradicionalmente ha habido una gran tolerancia sexual. Pero es que los marroquíes, en privado, son una gente muy libre. El problema es el control de la sociedad. Yo no quiero renunciar a esa cultura popular.

¿Hay mucha hipocresía?

Sí, en Marruecos hay una tensión homosexual evidente que quizás viene de ese deseo de controlar a la gente. Incluso los del partido islamista te dicen: "Tú puedes ser homosexual pero que no se vea". No hay problema si lo haces a escondidas; sin embargo, llega un momento en el que la sociedad te atrapa e intentan obligarte a que te cases.

¿Es usted optimista sobre el futuro de Marruecos?

Vivo una lucha interior. Hay veces que soy optimista: mire cómo ahora los periódicos critican al rey, pero, en el aspecto económico, todo está estancado. La cotidianeidad de muchos marroquíes es luchar para comer cada día; así es imposible hablar de libertad sexual. La precariedad económica impide el cambio de las mentalidades. Aun así, hay una evolución innegable, pero el deseo de modernidad debe luchar en Marruecos contra las fuerzas del oscurantismo, que pretenden imponer su visión.

¿Se considera usted musulmán?

Culturalmente me siento musulmán, pero lo soy a mi manera, no como se me quiere imponer. 

Kif Kif, la asociación pionera en Marruecos

Kif kif (iguales) es el nombre elegido por la primera asociación marroquí de gays y lesbianas. Su presidente, Samir Bargachi, estuvo el jueves en el congreso de Madrid y contó cómo han intentado legalizarse en vano.

Pero su mera existencia es un gran logro. Porque como dijo Bargachi, ser homosexual en Marruecos no es muy difícil; lo que es imposible es declararlo. “Nos tratan como anormales”, deploró.

Las lesbianas viven una situación aun peor que la de los homosexuales varones. Su discriminación es doble; por ser mujer y por ser lesbianas.  

PUBLICIDAD

Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. A partir de esa fecha, todos los comentaristas deberán volver a registrarse. Puedes leer todos los detalles aquí.

  • DelSur
    #1 Vota Vota

    29 i DelSur 29-09-2008 00:26

    En tu pais,en el de al lado de tu pais,en el Vaticano,en Polonia,en China,en India y hasta en los EEUU.Son los mismos paises que denigran al homosexual y denigra y humilla a las mujeres.De los cientos de paises que conforman el planeta,solo unos pocos,entre los que se encuentra España,contemplan la plena igualdad legal de todas las personas sin distincion de tendencia sexual.

  • Jos Antonio Aguilar Guerrero
    #2 Vota Vota

    37 i Jos Antonio Aguilar Guerrero 29-09-2008 08:56

    Mis mas sincera solidaridad y admiracion por este HOMBRE, y lo digo en mayusculas, porque muchos heterosexuales que van de machitos y desprecian publicamente a los homosexuales, no tendrian el valor que él ha demostrado. Sin embargo y a pesar de todos los esfuerzos de nuestra sociedad, muchos homosexuales hemos tenido que pasar por experiencias parecidas, y aun hoy muchos jovenes españoles tienen que enfrentarse al desprecio de su medio, especialmente el familiar, por ser homosexuales. Gracias a la actual administracion del estado y al espiritu democratico de la mayoria de los españoles, y al respeto por la diferencia de la mayor parte de nuestra sociedad, tenemos leyes que nos han devuelto la ciudadania de pleno derecho, pero hay aun demasiado cafre entre nosotros, demasiado cobarde oculto entre la masa. Yo invito a los lectores de este periodico a trabajar para que cada vez sean menos en su propio entorno. Un saludo a todos.

  • Because the flies
    #3 Vota Vota

    -12 i Because the flies 29-09-2008 09:57

    ¿Y de qué se extraña si el Islam lo considera una desviación pecaminosa? Recordemos que Alejandro Magno, el hombre más poderoso de su época, tenía amantes masculinos, pero al final se casó con una mujer. Esto llama a la reflexión.

  • Macapos
    #4 Vota Vota

    12 i Macapos 29-09-2008 10:04

    El pasado lunes, Colegas recorrió Madrid, mostrando grafittis virtuales denunciando la situación de los homosexuales en Irán, hay varios vídeos en youtube http://www.youtube.com/user/colectivocolegas

  • Fernando
    #5 Vota Vota

    28 i Fernando 29-09-2008 12:54

    No ha&ce falta irse al ISLAM, aqui hemos visto a Rajoy y los demas PPeros con los obispos y las monjas que lanzaban improperios contra gays y lesbianas

  • krimo
    #6 Vota Vota

    -16 i krimo 29-09-2008 13:47

    Marruecos por su condicion de pais islamico no puede estar de acuerdo con esto e ir en contra de una mayoria musulmana, pero no obstante la homsexualida y las lesbianas hacen su vida normal, son bien conocidos en los barioos de cada ciudad suelen pasar desapercibidos, este mismo chico practico la homosexualidad en Marruecos y él mismo lo dice, nunca nadie le dijo nada, hizo el amor con un militar, esa fueron sus declaraciones en un articulo del Pais Semanal, hasta que tomo la decision de emigrar, debia de continuar su vida normal y no buscar protagonismo y tambien un poco de publicidad para sus libros.

  • PTRA LOCA QUE LO QUE BUSCA ES LA PROMOCION DE SUS TOCHOS.-

    siempre igual con esta turba. la verdad , que pesados y que coberdes! iros al averno ya! y dejad que los seres normales podamos descansar de vuestros histrionismos y plañires. yo a ninguno de vosotros les tengo ninguna empatia ni les voy a dar ningun minuto de consuelo. NO OS LO MERECEIS!simplemente. Macho Juan.

  • COLEGAS
    #8 Vota Vota

    4 i COLEGAS 29-09-2008 17:47

    Podéis ver más sobre el Congreso en: http://islamgay.blogspot.com

  • klon
    #9 Vota Vota

    -24 i klon 29-09-2008 18:27

    Comentario oculto por la valoración de los lectores
    (ver comentario)

    los moros teneis más vicio que el mango de una garrota

  • Alberto
    #10 Vota Vota

    8 i Alberto 29-09-2008 19:47

    Es curioso pero la lucha por la libertad sexual será una lucha mundial del siglo XXI, tanto en occidente como en oriente. Para culturas cristianas, musulmanas, judías y muchas otras. ¿Quizás es hora de actualizar o dejar de lado las religiones y creer en el hombre? SyR

  • Aarhus
    #11 Vota Vota

    11 i Aarhus 29-09-2008 21:18

    Si la Iglesia Católica no promueve el perseguir y encarcelar a los homosexuales es porque la democracia se lo impide. Si pudieran lo hacían. El otro día, un parásito de la Conferencia Episcopal comparó a los homosexuales con asesinos. No dijo nada de los pederastas, claro! son temas delicados para ellos! Hay que vigilar de cerca las religiones, todas, no son de fiar. El estado laico es la mejor medicina.

  • no
    #12 Vota Vota

    -14 i no 29-09-2008 21:19

    Marruecos, Irán, inmigración ilegal, 11M, todo forma parte de la misma salsa. ¿nos interesa de verdad esta noticia?.

  • ENHORABUENA Y UN BESO
    #13 Vota Vota

    8 i ENHORABUENA Y UN BESO 29-09-2008 22:45

    Mi más sincera enhorabuena para este valiente. El respeto a la condición sexual es un derecho reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y es ésta carta magna la que todos los ciudadanos de cualquier país o religión ha de tener muy presente en sus vidas. Basta de pensar que la homosexualidad sea pecado, o delito o inmoral. El ser humano tiene capacidad para amar tanto a hombres como a mujeres.

  • Josep
    #14 Vota Vota

    -3 i Josep 29-09-2008 23:41

    ABDELLAH TAÏA vente con nosotros en www.singlesgay.es y veras como nos lo pasamos

  • Elrevisto.blogspot.com
    #15 Vota Vota

    5 i Elrevisto.blogspot.com 30-09-2008 02:26

    Encuentro que una de las nuevas formas de desprestigiar al colectivo gay es acusarlo de usurero, de existir con el único propósito de hacer dinero. Cuando yo hice pública mi homosexualidad no lo hice pensando en vendrele nada a nadie. Al igual que otros tantos miles, mi voz se perdió entre la nada más mundana. Tal vez peco de ingenuo, pero aún creo en la férrea voluntad de algunos de vencer el miedo al rechazo. Así como estoy convencido que de la homofobia no será vencida desde el anonimato. Probablemente, aquellos que ven un ánimo de lucro en toda voluntad humana son los peores mercaderes.

  • domingo
    #16 Vota Vota

    1 i domingo 30-09-2008 12:13

    Es la doble moral de los fundamentalismos religiosos , por una parte se save que las religiones son el refugio de muchos gays , pero que no se sepa , lo unico que les permiten es trasvertirse .

  • Abderitanus
    #17 Vota Vota

    1 i Abderitanus 13-10-2008 00:23

    Pero, el escritor marroquí Rachid O. también es gay y reconocido, ¿no? Además, ha escrito abiertamente del tema desde hace tiempo en clave autobiográfica ("VArias vidas", ed. El tercer hombre).

No se admiten más comentarios en esta noticia