Público
Público

Activistas denuncian nuevas violaciones de la tregua en Alepo

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos destaca que aviones de guerra no identificados atacaron la pasada madrugada áreas y localidades del oeste, el sur y el norte de la provincia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Samah, 11, y su hermano Ibrahim transportan sus pertenencias salvadas de su casa destrozada por la guerra en Alepo. / REUTERS

EFE.-A pesar de estar vigente desde el 30 de diciembre está vigente en Siria una tregua acordada por Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, y Turquía, que apoya a la oposición, de la que están excluidos el Daesh y el Frente de la Conquista del Levante (exfilial de Al Qaeda). Las treguas anunciadas en el terreno de Alepo son violadas repetidamente, causando más muertes y heridos. Esto mismo sucedió durante la evacuación de ciudadanos que tuvo que ser pospuesta y se vio afectada por altercados. 

Esta vez, bombardeos y disparos de artillería han golpeado zonas bajo el control rebelde de la provincia siria de Alepo (norte), mientras que varios cohetes han impactado contra un barrio dominado por las autoridades en su capital homónima, informaron hoy activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos destacó que aviones de guerra no identificados atacaron la pasada madrugada áreas y localidades del oeste, el sur y el norte de la provincia, como Al Malah, Al Mansura, Al Atareb, Jan al Asal y Al Rashidín, entre otras.


Los bombardeos han estado acompañados de disparos de artillería de las fuerzas gubernamentales, que también tuvieron como blanco la población de Andan, en el norte de la provincia. Las áreas atacadas están en poder de grupos rebeldes e islámicos y no se registraron víctimas.

Mientras, varias personas resultaron heridas por la caída de siete cohetes contra el distrito de Alepo Nuevo en la capital provincial, que está en manos del ejército. En la misma región, aviones de las fuerzas armadas sirias realizaron anoche una veintena de bombardeos en el sur de la ciudad de Al Bab y los alrededores del pueblo de Deir Hafer, ambos controlados por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).