Público
Público

Acusan a Blair de complicidad con Israel frente a los crímenes contra palestinos

'The Guardian' publica un artículo de un destacado profesor judío que enseña relaciones internacionales en la Universidad de Oxford

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un destacado profesor judío, que enseña relaciones internacionales de la Universidad de Oxford, acusa hoy al ex primer ministro británico Tony Blair de 'complicidad silenciosa en los crímenes de Israel contra el pueblo palestino'.

En un artículo que publica en el diario The Guardian, Avi Shlaim, que enseña en el St. Antony's College de la prestigiosa universidad británica, afirma que el hecho de que Blair no defienda con la debida energía la creación de un Estado palestino es lo que hace que el establishment israelí sienta por él un gran aprecio.

En febrero del año pasado, mientras 'los palestinos de Gaza seguían de luto por sus muertos', Blair recibía el premio Dan David de la Universidad de Tel Aviv por su 'excepcional inteligencia y previsión y el valor moral y liderazgo' por él demostrados.

Blair, escribe el profesor israelí, 'ha fracasado totalmente' en su papel oficial como enviado especial del Cuarteto (EEUU, UE, Rusia y ONU) para Oriente Medio, por el que se comprometió a 'promover el final del conflicto (israelo-palestino) en conformidad con la Hoja de Ruta'.

Shlaim reconoce que ello se debe en parte a causas que Blair no puede controlar como 'la determinación israelí de perpetuar el aislamiento y la destrucción del desarrollo de la franja de Gaza y negar al pueblo palestino un pequeño trozo de tierra donde vivir con libertad y dignidad'.

En parte, sin embargo, agrega el profesor de Oxford, el fracaso de Blair se debe a sus 'propias limitaciones como el hecho de no comprender que lo fundamental en este trágico conflicto no es la seguridad israelí sino los derechos nacionales palestinos y que se necesita una presión internacional concertada y continua para obligar a Israel a reconocerlos'.

'No es posible esquivar el asunto central: no podrá resolverse el conflicto sin poner fin a la ocupación. La solución de dos Estados goza de consenso internacional, pero Israel la rechaza y Blair no ha podido o querido utilizar al Cuarteto para imponerla', critica Shlaim.

'Su actitud consiste en esperar que las cosas cambien en lugar de exponerse a la desaprobación de sus amigos estadounidenses e israelíes', dice Shlaim, que recuerda que como enviado especial del Cuarteto Blair ha estado sólo dos veces en Gaza, una vez para visitar una escuela de la ONU casi en la frontera y otra vez en Gaza City.