Público
Público

Afganistán pone contra las cuerdas al Gobierno alemán

Defensa cambia su versión sobre la matanza en Kunduz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El objetivo del ataque aéreo del pasado 4 de septiembre cerca de la base alemana de Kunduz (en el norte de Afganistán) no fueron dos camiones cisterna robados, sino un grupo de talibanes. Un día después de ordenar el ataque, el coronel Georg Klein escribió en un informe a la cúpula del Ejército alemán que su objetivo había sido 'aniquilar' a un grupo de insurgentes. Lo mismo dice el informe de investigación de la OTAN, informó ayer el diario Süddeutsche Zeitung.

El ministro de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg, había sostenido hasta ahora que el ataque pretendía evitar que los talibanes usaran los camiones robados como bombas rodantes. Ayer, el ministro aseguró que 'también los talibanes' fueron objeto del ataque.

No es la primera vez que Guttenberg, miembro del partido de los conservadores bávaros (CSU), se desdice. La semana pasada ya tuvo que retirar su análisis de que el ataque fue 'proporcionado'. Según la OTAN, causó 142 muertos, entre ellos un número indeterminado de civiles. Con sus continuas matizaciones, el ministro parece decidido a continuar la desastrosa política de información que ya precipitó la dimisión de su predecesor, Franz Josef Jung.

Guttenberg rechazó ayer las peticiones de dimisión que le hicieron llegar el líder socialdemócrata Sigmar Gabriel y el verde Jürgen Trittin, quienes consideran que engañó a la opinión pública al conocer esos informes y seguir afirmando que el objetivo eran los camiones. Además, los dos dirigentes argumentan que el mandato parlamentario de la misión alemana no cubre operaciones ofensivas.

La última portada de la revista Der Spiegel sugiere que la masacre de Kunduz ha acabado con la popularidad de este aristócrata bávaro de 38 años, la joven promesa del Gabinete de Angela Merkel. Guttenberg no se dejó impresionar por las nuevas informaciones y rechazó tirar la toalla. 'Voy a permanecer firme aunque haya tormenta. Así me han educado y así quiero hacerlo', dijo a la televisión RTL.

Además, pasó a la ofensiva contra sus críticos y aseguró que los grupos parlamentarios también conocen el informe de la OTAN desde principios de noviembre. 'Supongo que estos dos señores saben leer', ironizó en referencia a Gabriel y Trittin. Los representantes de la oposición en el Comité de Defensa del Parlamento sostienen en cambio que la primera vez que tuvieron conocimiento del informe fue el 27 de noviembre, y que Guttenberg sólo les comunicó entonces algunos detalles.

Según Süddeutsche Zeitung, el informe sugiere que el coronel Klein tuvo que haber contado necesariamente con un elevado número de víctimas civiles cuando dio la orden de lanzar las bombas, algo que prohíbe el derecho penal internacional porque contraviene el principio de proporcionalidad de la actuación militar. Un informe de la Cruz Roja califica el ataque de 'contrario al derecho internacional' e incluye una lista con los nombres de las 74 víctimas civiles.