Publicado: 30.03.2014 15:27 |Actualizado: 30.03.2014 15:27

Senegal cierra las fronteras a Guinea ante el avance del brote ébola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Senegal ha cerrado su frontera con Guinea para evitar que se extienda el brote del ébola registrado en el país vecino, donde han muerto cerca de 70 personas por este virus, informó hoy la Agencia de Prensa Senegalesa (APS).

"Por motivo de la fiebre hemorrágica ébola, que hace estragos en Guinea, las fronteras de las regiones de Kolda (sur) y de Kedougou (sureste) con este país vecino serán cerradas hasta nuevo aviso", según un comunicado del Gobierno senegalés.

Los gobernadores de dichas regiones han tomado todas las medidas necesarias para el cierre de fronteras, incluyendo la clausura de los mercados y mercadillos en la región sur del país, que suelen atraer a vendedores procedentes de Guinea.

La ministra de Sanidad, Awa Marie Coll Seck, anunció el pasado lunes la activación de la alerta epidemiológica en todo el territorio nacional y de forma permanente.

Coll Seck ordenó la realización de fichas técnicas de la enfermedad en los distritos sanitarios para hacer un seguimiento de cualquier síntoma similar al de esta fiebre hemorrágica, para evitar la entrada en Senegal de personas que hayan contraído la enfermedad.

Desde el inicio del brote, Guinea ha registrado 103 casos de personas contagiadas por el virus, de las que 66 han fallecido, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por otra parte, hace tres días esta organización confirmó la llegada del brote a Conakry, la capital de Guinea. Hasta ese momento, los casos que se habían localizado sólo se encontraban en la región del sureste del país, próxima a la frontera con Liberia y Sierra Leona.

El Ministerio de Salud guineano comunicó a la OMS que diversas pruebas en los laboratorios habían confirmado al menos cuatro casos en Conakry. Una quinta persona, que era sospechosa de haber contraído el virus falleció. "Se están realizando investigaciones intensivas para identificar la fuente y la ruta de la infección de estos pacientes, y conocer los viajes que realizaron antes de llegar a Conakry", indicó la OMS en un comunicado desde su sede en Ginebra.

A principios de esta semana Liberia confirmaba el fallecimiento de cinco personas que habían acudido al país en busca de tratamiento médico. Este grupo se había trasladado desde Guinea Conakry y acudieron a hospitales de los distritos de Foya y Zorzor en Lofa County, en el norte del país, para recibir tratamiento, informó la viceministra de Salud de Liberia, Bernice Dahn. Cuatro de los fallecidos eran mujeres y la quinta víctima era un niño, precisó Dahn en rueda de prensa.

El brote de esta enfermedad mortal comenzó en las localidades guineanas de Gueckedou, Nzérékoré, Kissidougou y Macenta, que se encuentran muy cerca a la frontera con Liberia, según la responsable sanitaria liberiana.

El virus del ébola se identificó por primera vez en 1976 en el oeste de Sudán y en una región cercana de la que es ahora la República Democrática del Congo, después de varias epidemias en la zona.

El ébola es una enfermedad altamente contagiosa y para la que sigue sin existir tratamiento o vacuna eficaz. Cinco de las muertes que han sido informadas hasta ahora corresponden a trabajadores de hospitales.

Desde la OMS aún no se considera por el momento ninguna restricción de comercio o de viaje a la capital de Guinea, Liberia o Sierra Leona. Estos dos últimos están también pendientes de saber si han registrado casos sospechosos, a la espera de los resultados de pruebas clínicas.

El brote tiene una tasa de mortalidad en el país africano del 64% y, aunque hay infectados en todos los grupos de edad, la mayoría está entre los 15 y 59 años.

Los primeros síntomas del ébola son fiebre repentina, una debilidad intensa, dolor muscular, de cabeza y de garganta, seguidos de vómitos, diarreas, erupción cutánea, funciones renal y hepáticas alteradas e intensas hemorragias internas y externas.

El virus se transmite por contacto directo con la sangre y los fluidos y tejidos corporales de las personas o animales infectados.

El ébola, que ha causado numerosas muertes en África en los últimos años, es una amenaza para la salud global, es considerado asimismo como un posible agente de guerra biológica.