Publicado: 20.08.2014 15:04 |Actualizado: 20.08.2014 15:04

AI exige a Israel que le permita un acceso "inmediato a Gaza"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Amnistía Internacional ha pedido este miércoles a Israel que permita el acceso "inmediato" a Gaza de las organizaciones de derechos humanos para investigar las supuestas "graves" violaciones de la legislación internacional documentadas en el conflicto que sigue asolando Gaza.

AI lamentó en un comunicado la reanudación de las hostilidades entre la franja de Gaza e Israel y remarcó la necesidad de que se permita a estas organizaciones acceder al terreno.

AI: "Las autoridades de Israel parecen haber llevado a cabo juegos diplomáticos con nosotros sobre el acceso a Gaza"

"Las autoridades de Israel parecen haber llevado a cabo juegos diplomáticos con nosotros sobre el acceso a Gaza, condicionándolo a criterios enteramente irracionales aún cuando el número de muertos va en aumento", se lamentó hoy Anne FitzGerald, directora de AI de investigación y respuesta ante las crisis.

Según Amnistía, "el derecho de las víctimas y los ciudadanos a saber qué ha pasado durante las hostilidades requiere que las autoridades israelíes garanticen una total transparencia sobre sus actos y que se abstengan de obstaculizar una investigación independiente e imparcial sobre las supuestas violaciones".

Desde el comienzo de la ofensiva militar de Israel el pasado 8 de julio en Gaza, las autoridades israelíes han rechazado repetidas peticiones de AI y Human Rights Watch para acceder a Gaza, recuerda el comunicado.

Por ello "se ha perdido un tiempo valioso y es esencial que las organizaciones de derechos humanos puedan ahora entrar en la Franja de Gaza para comenzar el trabajo vital de verificar las acusaciones de crímenes de guerra", opinó.

"Si Israel tiene la seguridad de que Hamás es responsable por las muertes de civiles en Gaza, ¿por qué impide a organizaciones de derechos humanos que lleven a cabo su trabajo sobre el terreno?", se preguntó Sarah Leah Whitson, de Human Rights Watch, en la nota difundida por AI.