Público
Público

Al menos 22 muertos en Guatemala por las lluvias torrenciales

Los equipos de rescate buscan a decena de desaparecidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 22 personas han muerto en Guatemala a causa de varios accidentes ocasionados por las lluvias torrenciales que asolan al país desde el pasado jueves. Asimismo, los equipos de rescate buscan a decenas de desaparecidos que han quedado sepultadas por aludes de tierra, lodo y rocas.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) señaló en su último informe que al menos 40 personas habrían quedado sepultadas por un inmenso derrumbe caído en el kilómetro 171 de la carretera Interamericana, en jurisdicción de la comunidad de Alaska, en el departamento de Totonicapán.

Sin embargo, equipos de rescate y testigos aseguran que los sepultados podrían superar el centenar de personas. Según la Conred, el alud cayó sobre cinco automóviles y un autobús que pasaban por ese lugar, y los arrastró hacia un barranco de unos 300 metros de profundidad.

Decenas de habitantes de las comunidades vecinas quedaron sepultados cuando un segundo derrumbe los sorprendió mientras, apoyaban a los cuerpos de socorro en el rescate de las víctimas. Un portavoz de los Bomberos Voluntarios dijo a medios locales que 15 personas fueron rescatadas con vida y trasladas a los centros asistenciales más cercanos.

Expertos en búsqueda y recuperación de víctimas de la Unidad Humanitaria y de Rescate del Ejercito y de los equipos de respuesta inmediata de la Conred, se unieron hoy a los más de 150 socorristas que trabajan en el rescate de las víctimas.

De los fallecidos, doce personas murieron al quedar sepultado por un cerro el autobús en el que viajaban en un carretera ubicada en el kilómetro 83 de la carretera Interamericana, en la comunidad de Tecpan, departamento de Chimaltenango, al oeste de la capital.

Los aguaceros que azotan Guatemala desde el pasado jueves son producto de un sistema de baja presión

Según testigos, el cerro se desprendió justo en el momento en que el pasaba el autobús que viajaba hacia una comunidad cercana, lo que también causó heridas a más de 20 personas que fueron rescatadas por los socorristas.

Casi al mismo tiempo, cinco miembros de una familia fallecieron sepultados por un alud de tierra en una humilde vivienda ubicada en la población de Colomba, en el departamento de Quetzaltenango, a unos 230 kilómetros al oeste de la capital. Las autoridades también informaron de otros cinco fallecimientos en diferentes partes del país, provocados por accidentes relacionados con las lluvias.

Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Metereología e Hidrología (Insivumeh), los aguaceros que azotan Guatemala desde el pasado jueves son producto de un sistema de baja presión procedente del norte, el cual podría se mantendrá durante las próximas 24 horas.

Las copiosas lluvias han filtrado tal cantidad de agua en la tierra, que ha provocado más de 30 derrumbes en diferentes puntos del país. Las autoridades también han evacuado hacia lugares seguros a unas 4.000 personas, y han calculado en 24.100 las que se encuentran en riego. El presidente Álvaro Colom, declaró ayer 'emergencia nacional' y cuantificó los daños en la infraestructura entre 375 y 500 millones de dólares.