Público
Público

Al menos 40 muertos en un atentado en el noroeste de Pakistán

Dos suicidas atacan una oficina del Gobierno en la región de Mohmand, en la frontera con Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos presuntos terroristas suicidas han acabado este lunes con la vida de al menos 40 personas en un doble atentado en la región tribal paquistaní de Mohmand.

Según las primeras informaciones de la policía paquistaní, el ataque se dirigió contra un edificio del Gobierno y podría tener como principal objetivo a Amjad Ali Khan, representante del Gobierno en la región, que se encontraba reunido con varios líderes tribales pertenecientes a un comité de paz.

Tras las explosiones, las fuerzas de seguridad paquistaníes acordonaron el lugar, donde se ha impuesto el toque de queda.

'Hay 40 muertos y muchos heridos, La explosión ha destruido numerosas salas del edificio', dijo un oficial a la agencia Reuters. Dada la ausencia de buenos centros médicos en la zona, algunos de los heridos están siendo trasladados a hospitales de las cercanas ciudades noroccidentales de Peshawar y Charsada, según recoge EFE.

El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, condenó el ataque, que calificó de 'acto inhumano y brutal' de 'insurgentes que no tienen respeto hacia ninguna religión', de acuerdo con un comunicado difundido por su oficina.

La policía parecía confirmar la teoría de los dos suicidas, poco después de la explosión aunque no queda muy claro si iban caminando o en sus motocicletas: 'Había dos terroristas. Iban a pie. El primero se inmoló dentro de la oficina de uno de mis secretarios, mientras que el segundo detonó los explosivos cuando fue detenido', dijo Ali Khan.

Mohmand es una de las regiones del noroeste de Pakistán más peligrosas por el constante flujo de talibanes y militantes de al Qaeda que pasan desde Afganistán.

En el último año han sido numerosas las ofensivas del Ejército paquistaní para tratar de frenar este tránsito de militantes, pero con ataques como el de hoy se confirma que esos intentos han sido en balde.