Público
Público

Amenazas anónimas obligan a evacuar varias escuelas en Finlandia

Una estudiante de 18 años fue detenida por colocar una nota advirtiendo de que se liaría a tiros si no dejaban libre la lavadora de su escuela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios centros educativos de Finlandia han sido evacuados en las últimas 24 horas debido a una serie de amenazas anónimas difundidas a través de internet, del correo electrónico y de mensajes de teléfono móvil, informó hoy la policía.

En Keuruu, cerca de Jyväskylä, unos 500 alumnos fueron evacuados de una escuela secundaria después de que la policía descubriese que alguien amenazaba en un foro de Internet con hacer estallar una bomba.

Este foro estaba alojado en una red social llamada 'IRC-Galleria', la misma en la Matti Saari difundió una serie de fotos, vídeos y mensajes violentos antes de asesinar a diez personas el pasado martes en Kauhajoki.

Tras registrar la escuela sin encontrar nada sospechoso, la policía detuvo a un joven de quince años como presunto autor de la amenazas.

En Pyhäjärvi, en el centro de Finlandia, un instituto fue desalojado como consecuencia de otra amenaza de bomba, aunque la policía aún no ha podido identificar al responsable.

Otro joven de quince años fue arrestado en Masku, cerca de Turku, por haber difundido mensajes amenazantes contra su escuela a través del correo electrónico y de su teléfono móvil.

En Kajaani, en el centro de Finlandia, dos jóvenes de 18 y 23 años fueron arrestados hoy después de que amenazaran con repetir la masacre de Kauhajoki en los centros donde estudiaban.

Este tipo de amenazas, todas ellas infundadas, se han repetido en al menos tres municipios más, demostrando en muchos casos la falta de tacto de algunos jóvenes finlandeses y la histeria que ha provocado la tragedia de Kauhajoki.

Es el caso de un incidente ocurrido hoy en Raahe, un pueblo de la costa oeste, donde una estudiante de 18 años fue detenida por colocar una nota en la lavandería de su escuela advirtiendo de que se liaría a tiros si la lavadora no estaba libre a las once de la mañana.

Las autoridades recomiendan a los jóvenes que reciban este tipo de mensajes intimidatorios que no los difundan entre sus amigos, sino que avisen inmediatamente a la policía.

Finlandia vivió una situación similar hace poco más de diez meses, después de que Pekka-Eric Auvinen asesinara a ocho personas en un instituto de Jokela, al norte de Helsinki.