Público
Público

América Latina planta cara a EEUU

Aprobada en México la constitución de una organización americana sin presencia estadounidense ni de Canadá

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, reunida en México, ha aprobado la constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. 'Hemos decidido, primero, constituir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños como espacio regional propio que una a todos los Estados', dijo el presidente mexicano, Felipe Calderón, en la segunda y última jornada de la reunión, que se celebra en las inmediaciones de Cancún.

El nuevo organismo, uno de los objetivos principales de la Cumbre de la Unidad, asumirá el 'patrimonio' del Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC). Su nombre se definirá a lo largo del proceso de constitución que ha comenzado ahora y debe culminar con las reuniones de Venezuela (2011) y Chile (2012).

Castro destacó la creación de una organización 'puramente latinoamericana y caribeña' 

El presidente de Cuba, Raúl Castro, destacó la 'trascendencia histórica' que supone la creación de una organización 'puramente latinoamericana y caribeña' que represente a los 33 estados del área y excluya a Estados Unidos y Canadá.

Recordó que la mayoría de los países ya pertenecen a organizaciones internacionales, con independencia de que estén en otras subrregionales, 'por lo que no hay razón para que América Latina y el Caribe no cuenten con su propia entidad de concertación política, coordinación económica y de cooperación e integración'.

Respecto a los plazos para poner en marcha la nueva organización regional, Castro defendió que el 'momento propicio' para concluir los trabajos preparatorios y ponerla en marcha podría ser la cumbre de Caracas de 2011.

Por su parte, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, tildó de 'hecho histórico' la decisión de crear una Comunidad de Estados para conquistar su 'personalidad como región'.

Lula advirtió de que el acuerdo alcanzado hoy puede parecer 'poco para las personas que tienen mucha prisa', pero no lo es 'para las personas que trabajan con tiempo histórico', y recordó que hasta diciembre de 2009, en Brasil, los países de América Latina y el Caribe no habían podido reunirse en su totalidad en 200 años.

El organismo 'tratará prioritariamente de impulsar la integración regional'

El nuevo organismo nace con vocación de promover la cooperación entre los mecanismos subrregionales y al abrigo de principios como el respeto al derecho internacional, la igualdad soberana de los Estados, el no uso ni amenaza del uso de la fuerza, y la promoción de la democracia y los derechos humanos.

Además, 'tratará prioritariamente de impulsar la integración regional' con miras a la promoción del desarrollo sostenible de la región y promover la concertación política, el impulso a la agenda latinoamericana y caribeña en foros sociales. 'Ha habido consenso sobre la misma y una discusión muy intensa', recalcó el presidente mexicano, Felipe Calderón.

Los 32 países de América Latina y el Caribe reunidos en la Cumbre del Grupo de Río en la Riviera Maya mexicana han aprobado por unanimidad el reclamo de Argentina al Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas, donde los británicos han iniciado exploraciones petroleras.

Según un comunicado de la cancillería argentina, este país 'obtuvo el apoyo unánime de los 32 países de América Latina y el Caribe al aprobarse sin objeciones' la declaración sobre este asunto y un comunicado especial por la exploración de hidrocarburos en la plataforma continental del Atlántico Sur.

La Declaración del Grupo Río sobre la 'Cuestión de las Islas Malvinas' expresa el respaldo de los jefes de Estado de la región 'a los legítimos derechos' de Argentina en la disputa de soberanía con el Reino Unido relativa a estos territorios.

Los mandatarios instan a que los gobiernos de ambos países 'reanuden las negociaciones a fin de encontrar a la mayor brevedad posible una solución justa, pacífica y definitiva en la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, de conformidad con las resoluciones y declaraciones pertinentes de las Naciones Unidas y de la Organización de los Estados Americanos'.