Publicado: 27.07.2014 10:03 |Actualizado: 27.07.2014 10:03

Argelia pide "precisiones" a Francia por decir que recibirá todos los cadáveres del avión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gobierno argelino ha solicitado a Francia "precisiones" sobre la propuesta lanzada por el presidente francés, François Hollande, de expatriar a Francia todos los restos de las víctimas mortales del vuelo de Air Algérie que se estrelló el jueves en Mali.

Según unas declaraciones del portavoz del Ministerio Exteriores argelino, Abdelaziz Benali Cherif, a la agencia oficial APS, el jefe de la diplomacia argelina Ramtan Lamamra se ha puesto en contacto con su homólogo galo, Lauret Fabius, para esclarecer esta cuestión.

Hollande: "He decidido que, cuando sea posible, todos los cuerpos sean trasladados a Francia"Según Cherif, Lamamra ha pedido a Fabius que "determine con precisión" las declaraciones "atribuidas" al presidente francés.

"He decidido que los equipos que están en el lugar puedan hacer el trabajo de agrupamiento y de identificación el tiempo necesario y que, cuando sea posible, todos los cuerpos sean trasladados a Francia. Digo bien todos los cuerpos de todos los pasajeros de ese vuelo", dijo el mandatario galo en una breve declaración tras reunirse con familiares de las 54 víctimas francesas.

En el avión siniestrado viajaban 116 personas según la línea aérea, (118 personas según Francia) de quince nacionalidades, incluidos los seis miembros de la tripulación, de nacionalidad española.

El presidente francés añadió que se van a facilitar "medidas de acompañamiento" para aquellos familiares que quieran acudir a la zona del siniestro, situado en la región de Gossi, a un centenar de kilómetros de Gao y cerca de la frontera con Burkina Faso, país este desde donde despegó el aparato con destino a Argel.

El viernes fue hallada la primera caja negra, que ya se encuentra en la ciudad de Gao, y este sábado expertos de la misión de las Naciones Unidas para Mali (MINUSMA) han localizado la segunda.

Responsables de los distintos países afectados por la catástrofe siguen insistiendo en que la causa más probable del siniestro fue la situación climatológica.

Las cajas negras del avión español que se estrelló el jueves en el este de Mali se trasladarán a Francia en unas horas o unos días para ser leídas por el organismo francés especializado en accidentes aeronáuticos, el BEA.

El director del Organismo de Investigación y Análisis (BEA), Rémy Jouty, explicó en una entrevista emitida este domingo por la emisora France Info que será su laboratorio el que interpretará el contenido de las dos cajas negras, que inicialmente han sido transportadas desde el lugar donde se estrelló el MD-83 de la compañía española Swiftair hasta Gao, la ciudad más próxima.

Jouty: "Mali dirige jurídicamente la investigación, pero ha querido beneficiarse de la experiencia francesa"

Jouty señaló que puesto que el siniestro ocurrió en Mali, jurídicamente es el país que dirige la investigación, pero sus autoridades han querido "beneficiarse de la experiencia y de la asistencia técnica del BEA".

Aunque dijo que es demasiado pronto para avanzar si el estado de las cajas negras permitirá explotarlas, recordó que están concebidas para resistir impactos violentos e incendios, por lo que espera poder obtener datos útiles.

Los expertos del BEA se encuentran en el punto donde cayó la aeronave para, a la vista de lo que han encontrado, obtener informaciones sobre "la configuración y el estado del avión antes del impacto", es decir, si estaba completo y la velocidad a la que cayó.

Eso incluye determinar si están allí el conjunto de los restos de la aeronave o si faltan, como algunos han sugerido teniendo en cuenta el espacio tan reducido en el que están localizado (unas nueve hectáreas, de acuerdo con la descripción hecha por el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius).

Preguntado sobre el hecho de que responsables políticos franceses hayan avanzado que las malas condiciones meteorológicas constituyen una de las hipótesis para explicar el siniestro, Jouty puntualizó que "la meteorología es una circunstancia, nunca la causa de un accidente".

"La cuestión que se plantea y que tendrá que examinarse en la investigación -argumentó- es: frente a una situación meteorológica de tormentas que no es excepcional en esta región, ¿qué decisiones tomaron los pilotos? Es un trabajo que se tendrá que hacer en los próximos días y en las próximas semanas".

Sobre el tiempo que tardará en concluirse la investigación, recordó que en "una gran catástrofe aérea" como ésta la experiencia muestra que con frecuencia hacen falta dos años, y reconoció que eso puede ser doloroso en particular para los familiares de las víctimas.

Los restos de los seis integrantes de la tripulación del avión de la compañía española Swiftair se trasladarán a París junto a los de las otras víctimas para su identificación formal.

Deben ser identificados formalmente y sometidos a examen de ADN

Según explicaron fuentes diplomáticas, el embajador de España en Bamako ha llamado a cada familia de los fallecidos españoles en el siniestro para explicarles que los restos de los seis integrantes de la tripulación van a ser llevados a París, al igual que los del resto de las víctimas, para su identificación formal y examen de ADN.

Según las mismas fuentes, el embajador en Mali, José María Matres, ha reiterado a las familias de parte del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que se encuentra en El Cairo, la "plena disposición" para todo lo que sea necesario, así como en especial la de todo el cuerpo consular en Bamako y París.

Los miembros españoles de la tripulación del avión eran el piloto Agustín Comerón, la copiloto Isabel Gost y los tripulantes de cabina Rafael Gasanalieb, Miguel Ángel Rueda, Raúl Montero y Federico Cárdenas.

Entre las 118 personas que Francia asegura que iban en ese vuelo había también seis españolas y otras de Argelia, Bélgica, Burkina Faso, Camerún, Canadá, Egipto, Alemania, Líbano, Luxemburgo, Mali, Nigeria, Suiza y Ucrania.