Público
Público

Argentina Encontrado un cadáver en la zona donde desapareció el activista Santiago Maldonado

Las autoridades argentinas investigan si se trata del cuerpo del joven, visto por última vez el 1 de agosto. Su desaparición ha desencadenado una de las más recientes crisis que sacuden el gobierno del presidente Mauricio Macri.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:

Imagen de archivo de una de las manifestaciones para reclamar la aparición del activista Santiago Maldonado. EFE

La Policía de Argentina ha encontrado un cadáver en el río Chubut e investiga si corresponde al activista Santiago Maldonado, cuyo rastro se perdió el 1 de agosto pasado cuando participaba en una protesta de una comunidad indígena que fue reprimida por la fuerza policial. 

El cuerpo ha sido encontrado dentro del territorio ocupado por la comunidad mapuche Lof Cushamen, en la localidad de Esquel, en la provincia patagónica de Chubut. La Fiscalía de la ciudad ha precisado que el cadáver fue hallado aproximadamente a 300 metros río arriba desde el "epicentro" del conflicto de la protesta en la que el joven de 28 años fue visto por última vez y añade que "aún no se tiene conocimiento cierto de la identidad de los restos encontrados".

A la espera de la confirmación oficial, medios locales aseguran que el cuerpo es el del activista desaparecido. La prensa detalla que el cadáver, provisto de ropas oscuras, fue localizado por un equipo de buzos de la Prefectura Naval y perros de la División de Cinotecnia enganchado a las ramas de los sauces, en una hondonada del curso de agua, en dirección a Esquel. Según recogen los medios argentinos, la familia de Maldonado, que se ha desplazado para la identificación del cadáver, ha denunciado que la zona ya había sido registrada hasta en tres ocasiones anteriormente. 

El joven activista fue visto por última vez el pasado 1 de agosto, cuando huía de  agentes de la Gendarmería tras participar en una protesta indígena en Esquel. Una de las principales sospechas denunciadas por por parte de la familia y de organismos de derechos humanos es que los agentes son responsables de su desaparición. La Fiscalía tipificó la causa como "desaparición forzada".

Mientras, el Gobierno de Macri sostiene desde que se conoció la desaparición que tenía como objetivo encontrar a Maldonado y ha colaborado estrechamente con la Justicia para esclarecer el caso. Sin embargo, este caso ha llevado al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a instar al Ejecutivo argentino a esclarecer lo ocurrido. Asimismo, el Comité de las Naciones Unidas Contra las Desapariciones Forzadas ha exigido al Estado adoptar "todas las medidas urgentes que sean necesarias para buscarlo y localizarlo". Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos aprobó el 23 de agosto una medida cautelar para proteger los derechos de la víctima.

En medio de la polémica, a mediados de septiembre un tribunal aceptó una recusación contra el primer juez del caso, Guido Otranto ─presentada por la familia de Maldonado al considerar que no era imparcial─, y designó en su lugar a Gustavo Lleral, que tiene dedicación exclusiva en la causa. Esa decisión llegó poco después de que en una entrevista Otranto señalara que la hipótesis más razonable era que el joven se ahogó en un río cuando huía de los agentes, algo que no convencía a la familia de Maldonado.