Publicado: 27.01.2014 13:14 |Actualizado: 27.01.2014 13:14

Los argentinos podrán comprar hasta 2.000 dólares al mes mientras estén al día con sus impuestos

El Gobierno da los primeros detalles sobre la flexibilización del control de cambio de divisas. La adquisición de moneda extranjera tendrá un recargo del 20%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ciudadanos argentinos podrán comprar hasta 2.000 dólares mensuales si están al día con sus impuestos y justifican ingresos superiores a 7.200 pesos al mes, unos 900 dólares al cambio y el equivalente a dos salarios mínimos, según ha confirmado este lunes el Gobierno al dar los primeros detalles sobre la flexibilización del estricto control de cambios en el país.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, explicó que "podrán acceder a la tenencia de dólares los trabajadores registrados, en relación de dependencia, autónomos o monotributistas, inscritos en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en función de sus ingresos", mientras que no habrá cambios en el acceso al llamado "dólar turista".

De este modo, la adquisición de moneda extranjera tendrá un recargo del 20% a menos que se deposite a plazo fijo en una entidad bancaria por un plazo mínimo de un año. Asimismo, anunció que se ha dado marcha atrás a la posibilidad de reducir al 20% desde el 35% el impuesto que los argentinos deben abonar sobre los gastos que realizan con tarjetas de crédito en el extranjero.

Por su parte, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, anunció que a partir de ste lunes ya se puede acceder a la web del organismo para obtener el certificado que los ciudadanos deben presentar en el banco para adquirir dólares, así como para realizar consultas técnicas. En este sentido, Echegaray presió que este certificado "tiene una validez de 72 horas".

Por otro lado, el Gobierno argentino informó de que no se han producido cambios en la modalidad existente para el turismo, donde el régimen de compra de divisas mantiene una retención de ganancias del 35%. La administración de la presidenta Cristina Fernández anunció el viernes la flexibilización del control de cambios que aplica desde fines del 2011 para distender la presión sobre el mercado de divisas, después de que la moneda local registrara una fuerte devaluación la semana pasada.