Publicado: 10.10.2015 11:19 |Actualizado: 10.10.2015 22:51

Casi un centenar de muertos en un doble atentado suicida en Ankara

Hay centenares de heridos. Las explosiones se han producido en una manifestación contra la ola de violencia en el país. Ninguna organización ha asumido la autoría del atentado.

Publicidad
Media: 3.14
Votos: 7
Comentarios:
Las víctimas mortales de los atentados en el centro de Ankara yacen en el suelo. EFE/EPA/STR

Las víctimas mortales de los atentados en el centro de Ankara yacen en el suelo. EFE/EPA/STR

ANKARA.- Dos explosiones casi simultáneas provocadas por suicidas convirtieron hoy una marcha por la paz en Turquía en un escenario de guerra en el centro de Ankara, con 97 muertos y 246 heridos, según fuentes del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), objetivo del atentado. Las fuentes oficiales del Ministerio de Sanidad, por su parte, cifran en 86 las personas fallecidas, aunque la última cifra que ha facilitado la oficina del primer ministro deja en 95 el número de fallecidos.

Unos 30 fallecieron en el lugar del atentado, mientras que otros 17 murieron tras ingresar en diversos hospitales de la capital, si bien todavía hay más heridos en riesgo de muerte.

Varios de los fallecidos serían simpatizantes del partido pro-kurdo Partido Democrático del Pueblo (HDP), ya que, según los medios locales, las explosiones se han producido junto al lugar en el que se habían dado cita para participar en la marcha. [VEA LA FOTOGALERÍA]



Miles de personas se estaban congregando ante la estación de trenes de la capital turca, el lugar habitual para iniciar manifestaciones en esta ciudad. Las potentes explosiones desataron el pánico entre los congregados, incluidos numerosos periodistas.

Las detonaciones fueron tan fuertes que hicieron estallar las gruesas ventanas del edificio ferroviario y, en segundos, cientos de personas quedaban salpicadas por una lluvia de restos de cuerpos humanos, aunque muchos participantes en la marcha intentaban calmar la situación para evitar una estampida que hubiera causado aún más víctimas.

El Gobierno dialoga
con todos los partidos salvo con el pro-kurdo HDP,
objetivo del atentado

La marcha había sido convocada por el Colegio de Ingenieros, el Colegio de Arquitectos, el sindicato de funcionarios KESK y el sindicato izquierdista DISK. Sin embargo, la marcha contaba también con el apoyo de otros grupos, entre ellos las mayores asociaciones de prensa, que la respaldaban en protesta por las recientes detenciones de periodistas.

Por ahora, ninguna organización ha asumido la autoría del atentado. La manifestación se había convocado en respuesta a la ola de violencia que está experimentando el país tras quedar rota en julio la tregua entre el Gobierno y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Desde la ruptura de un alto el fuego entre la guerrilla kurda del PKK y el ejército turco han muerto cientos de personas en numerosos ataques, atentados y enfrentamientos.

Forenses de la Policía turca examinan la zona de una de las explosiones en centro de Ankara, que ha provocado decenas de muertos y más de un centenar de heridos. REUTERS/Stringer

Forenses de la Policía turca examinan la zona de una de las explosiones en centro de Ankara, que ha provocado decenas de muertos y más de un centenar de heridos. REUTERS/Stringer

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha condenado el atentado suicida como un "abominable ataque contra la unidad y convivencia", pero agregó que "no se distingue en nada de los actos de terror contra ciudadanos inocentes, funcionarios, policías y soldados", en referencia a los ataques de la guerrilla kurda.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también condenó el ataque: "no puede haber ninguna justificación para un atentado tan horrendo contra personas que marchan por la paz", dijo. La Unión Europea, por su parte, instó a todos los turcos y partidos políticos a permanecer "unidos" contra el terrorismo y contra todos aquellos que tratan de desestabilizar el país.

Dos suicidas

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha revelado que hay pruebas que apuntan a que el doble atentado habría perpetrado por dos suicidas. En cuanto a la autoría, el primer ministro ha apuntado como posibilidades al Estado Islámico, al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y al Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular (DHKP-C).

Davutoglu ha comparecido en directo en la televisión y ha declarado tres días de luto nacional por este atentado, que ha denunciado como un intento de quebrar la unidad, democracia y estabilidad del país. 

En el aspecto político, Davutoglu ha anunciado contactos con los líderes de los dirigentes de los partidos opositores Partido Republicano del Pueblo (CHP) y Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), con lo que excluye así al Partido Democrático de los Pueblos (HDP), objetivo del atentado, al tiempo que ha prometido que las autoridades encontrarán a los responsables.

Así, ha arremetido contra la oposición por "dificultar la lucha contra el terrorismo" y por negarse a formar un gobierno de coalición con su partido, el Partido Justicia y Desarrollo (AKP), que cuenta con mayoría simple en el Parlamento desde las elecciones del pasado 7 de junio. Ante el bloqueo político, el Gobierno ha convocado nuevos comicios para el 1 de noviembre.

La oposición habla de "crimen de Estado"

En particular, Davutoglu ha arremetido contra el colíder del HDP, Selahattin Demirtas, quien ha calificado el atentado de "crimen de Estado". "Las declaraciones de Demirtas son una provocación", ha afirmado. Varios de los fallecidos serían simpatizantes del HDP, ya que, según los medios turcos, las explosiones se han producido junto al lugar en el que se habían dado cita para participar en la manifestación pacifista.

Etiquetas