Público
Público

El Baradei, candidato a la transición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mohamed el Baradei, 68 años, es el hombre que ya comienza a aparecer en la cresta de la revolución democrática en Egipto. ¿Quién es este hombre? ¿Acaso, como pretenden algunos, la carta que se reserva EEUU en caso de sustitución precipitada de Hosni Mubarak?

La respuesta la ha empezado a dar él mismo el fin de semana, tras regresar a El Cairo y participar en las grandes manifestaciones. En una entrevista con la CNN, El Baradei explicó que teniendo mucho respeto por el presidente Obama y después de vivir y trabajar durante 15 años en EEUU tenía que decir que 'su política es un fracaso, va detrás de los acontecimientos y está perdiendo la poca credibilidad que podía quedarle. Estamos viendo los resultados de 30 años de dictadura con el apoyo de todo el mundo en aras de la defensa del equilibrio mundial'.

Se enfrentó a Bush y dio la noticia que podía haber frenado la guerra de Irak

A la pregunta de qué debería hacer ahora Obama, señaló: 'Su política quedará de todos modos sobrepasada por los acontecimientos. No tiene ninguna, absolutamente ninguna credibilidad. '¿Tiene Obama que pedirle a Mubarak que dimita?'. El Baradei: 'Es mejor que el presidente Obama no sea el último en decirle a Mubarak que es tiempo de marcharse antes de que las cosas se salgan de control'.

Aunque mucha gente critica a El Baradei, que reside desde hace largos años en Viena, por haberse sumado a última hora a las manifestaciones, lo cierto es que goza de gran prestigio entre amplias capas populares. Su oposición a la Administración Bush durante la invasión de Irak y la campaña de las armas de destrucción masiva le hizo ganar a él y a la entidad que dirigía, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) el premio Nobel de la Paz en 2005.

Pero no fue todo un camino de rosas. Conocí a El Baradei en marzo de 2003, en Nueva York, durante el debate de la invasión de Irak en el Consejo de Seguridad. El 7 de marzo fue él quien se enfrentó a Washington al presentar un informe final sobre las armas de destrucciónmasiva y dar una gran noticia que podía haber frenado la guerra: no era cierto que Sadam Husein hubiese intentado comprar uranio en Níger, como sostenían Bush y Blair, y en España repetía Aznar.

'Nunca pensé que con mi intervención en el Consejo de Seguridad se podría frenar la guerra'

'La OIEA ha llegado a la conclusión, en la que coincide con expertos independientes, de que estos documentos en los que se basan los informes de seguridad, no son auténticos. Estas acusaciones carecen de fundamento', dijo El Baradei antes de solicitar tres meses para terminar las inspecciones.

Había desvelado la manipulación más flagrante para justificar la invasión: la posesión de armas nucleares por parte de Irak. Pero tuvo poca repercusión en los grandes medios de comunicación de EEUU.

En una entrevista que El Baradei me concedió el 1 de enero de 2006, tras recibir el Nobel de la Paz, al recordar su declaración de 2003, señaló: 'Nunca pensé que con mi intervención en el Consejo de Seguridad se podría frenar la guerra. No soy tan ingenuo. Pero tampoco pude imaginar la escasa repercusión que mis fuertes afirmaciones pudieran tener en los grandes medios de comunicación norteamericanos'.

El Baradei es un hombre íntegro que quiere elecciones libres en Egipto. Ese es su programa. Su denuncia del fracaso de la política norteamericana es una de sus credenciales.