Público
Público

Batalla en Trípoli entre los gadafistas y las milicias libias

Los enfrentamientos en cuatro barrios de la capital se saldan con una docena de heridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La llamada a la resistencia armada que tanto ha implorado el depuesto líder libio, Muamar Gadafi, tuvo su primera respuesta. Una docena de partidarios del dictador protagonizaron en Trípoli enfrentamientos armados con milicianos del nuevo régimen libio. En la batalla, al menos doce personas resultaron heridas.

Después del rezo del mediodía, un grupo de hombres armados comenzó a disparar contra milicianos y civiles en el barrio de Abu Salim, en el extrarradio de Trípoli y uno de los que más resistió al avance rebelde. Las tropas del Consejo Nacional de Transición (CNT) se desplazaron hasta esta zona para repeler los ataques. Posteriormente, estallaron combates en otros barrios de la ciudad como Andara, Al Islami y Bab Bin al Sheij, hasta que los milicianos lograron controlar la situación.

Tras los choques, los combatientes del CNT registraron varias zonas de Trípoli y detuvieron a 17 personas. Según fuentes de seguridad consultadas por Efe, los gadafistas, que emplearon armas ligeras, son combatientes de Beni Walid y Sirte, los últimos dos focos de resistencia de las tropas fieles al régimen, que abandonaron estos lugares confundidos con los civiles que huyen de los combates.

Los choques suponen el primer signo de insurgencia gadafista desde el 23 de agosto, cuando los opositores capturaron la capital. Horas antes de los enfrentamientos, un grupo de 50 personas armadas coreó cánticos a favor de Gadafi en una zona de Abu Salim, según explicaron varios residentes a Reuters. Partidarios de Gadafi habían convocado en Facebook una movilización para promover una 'intifada de los libios libres'.

Por otra parte, las fuerzas rebeldes continuaron su ofensiva sobre Sirte. Los soldados de Gadafi siguen controlando un barrio de la ciudad natal del dictador. Según la organización Médicos Sin Fronteras, cerca de 10.000 personas permanecen atrapadas por los combates que sufre Sirte, una urbe de 75.000 habitantes.