Público
Público

Berlusconi, furioso con Monti: "Prometió que no se aprovecharía del cargo para entrar en política"

'Il Cavaliere' vuelve a la carga contra el tecnócrata por no haber aceptado su propuesta de cara a las elecciones. "Es la rueda de repuesto de la izquierda", dice

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A Silvio Berlusconi no le ha hecho ninguna gracia el vacío de Mario Monti y ha vuelto a cargar contra él de manera indiscriminada acusándolo de haber incumplido la promesa de no entrar en política después de su paso por el Ejecutivo.

El tecnócrata anunció ayer su disposición a liderar una 'coalición de centro' -en realidad democristiana- aunque no se expondría al veredicto de las urnas. Eso le tocaría a la Unión de Centro de Pierferdinando Casini y a Futuro y Libertad del presidente del Congreso, Gianfranco Fini, que después - siempre en el improbable caso de ganar las elecciones- serían, junto a varias agrupaciones más como Italia Futura del presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, o la Agrupación de trabajadores Católicos, los que le propondrían al presidente de la República, Giorgio Napolitano, como primer ministro.

'Mario Monti ha incumplido las promesas que nos hizo al presidente de la República y a mi, al inicio de su andadura como primer ministro. Nos garantizó que no se aprovecharía de la publicidad que le iba a conceder estar en el púlpito de este Gobierno técnico para después convertirse en protagonista político', dijo Berlusconi en una entrevista con la agencia Vista TV. 'Y lo ha hecho con una pérdida de credibilidad relevante -prosiguió. Siendo senador vitalicio y sin inscribirse en las listas electorales pero asumiendo el rol de liderazgo de los partiditos de centro. Y además, con un programa escrito por Piero Ichino, que acaba de salir del Partido Democrático [PD - centroizquierda]'.

Esto, según Il Cavaliere, demuestra que 'Monti va a ser la rueda de repuesto del PD y continuará aplicando la política de austeridad que ha llevado a Italia a las condiciones actuales y que, según su parecido, debe seguirse aplicando', concluyó.

Más allá de que Monti decidiera no escuchar sus cantos de sirena, para Berlusconi el mayor problema es que la entrada en escena del tecnócrata supone un retroceso electoral brutal para la formación que lidera, el Pueblo de la Libertad (PdL) ya que divide de manera clara el voto del centroderecha. Las últimas encuestas daban a una hipotética coalición de Monti un 20% de los votos para las elecciones que se celebrarán el 24 y el 25 de febrero, colocándose por detras del PD.

El PdL de Berlusconi -o como quiera llamarse el nuevo partido que ya ha anunciado- se vería desplazado hasta el tercer o cuarto lugar en intención de voto, consiguiendo el peor resultado de su historia.