Público
Público

Birmania libera a presos políticos

Los generales que mandan en el país asiático decretan una amnistía para 6.359 reos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Birmania ha llevado a cabo un nuevo gesto de apertura en lo que algunos expertos creen que es una auténtica transición política y otros, una simple operación de estética para legitimar su poder absoluto. Unos trescientos presos políticos salieron hoy de las cárceles en el marco de la amnistía de un total de 6.359 prisioneros, aunque la mayoría no lo son por motivos políticos. Entre los liberados está Shin Gambira, uno de los líderes de la revuelta de los monjes en 2007.

Birmania es una de las dictaduras más atroces del mundo y está sujeta a estrictas sanciones económicas y financieras. Solamente China y Singapur, sus grandes aliados, han dado en los últimos años oxígeno a la Junta Militar liderada por el general Than Shwe, quien llegó al poder en 1992 y, entre otras medidas, cambió el nombre del país por el de Myanmar. Entre tanto, la sociedad birmana vive en la más absoluta miseria (muchos de sus habitantes malviven con menos de un dólar al día), a pesar de contar con recursos tan preciados como gas natural y diamantes.

En el último año, sin embargo, la Junta ha dado muestras de querer modernizar el país a través de cambios estructurales. Uno de los primeros gestos fue liberar a Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz que ha pasado 22 años bajo arresto domiciliario. El segundo gesto fue la convocatoria de elecciones en noviembre de 2010, en las que tomó el poder Then Sein, ex primer ministro que abandonó meses antes su cargo militar. En agosto, Then Sein y Aung San mantuvieron una reunión histórica.