Público
Público

Blackwater vuelve a las calles de Bagdad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La compañía de seguridad Blackwater ha vuelto a las calles de Bagdad sólo tres días después de que el Gobierno iraquí les retirara el permiso para operar en Irak por el incidente del pasado domingo en el que murieron 10 personas. Los mercenarios de Blackwater han reanudado sus tareas de guardaespaldas protegiendo a miembros de la delegación diplomática de EEUU según confirmó ayer la portavoz de la Embajada en Bagdad, Mirembe Nantongo.

'Hemos recuperado cierta capacidad de movimiento. Son pocos desplazamientos y cada misión necesita ser aprobarse. La decisión se tomó tras consultar con el Gobierno iraquí y todos los transportes serán protegidos por guardias privados de Blackwater', informó Nantongo. El Gobierno iraquí insiste en que el tiroteo del pasado domingo la originaron los miembros de Blackwater mientras que la compañía asegura que respondieron a un ataque de la insurgencia. El ministro del Interior presentó ayer un informe en el que consideraba a Blackwater 'cien por cien responsable de lo sucedido'.

El documento concluye que las decenas de empresas privadas que operan en Irak deben ser sustituidas por compañías nacionales y que se debe acabar con las leyes que les han dado inmunidad. Hassan Jabir, un abogado iraquí que se vio atrapado con su coche en medio del tiroteo, contó ayer que los mercenarios les dijeron a los civiles que se marcharan antes de dispararles por la espalda. Jabir se dirigía hacia el Ministerio de Justicia y se encontró con la plaza Nisur bloqueada por los vehículos de Blackwater. 'Nadie les disparó. De repente comenzaron a disparar a la gente de forma indiscriminada', dijo Jabir.

Ali Jalaf, un policía que controlaba el tráfico en la plaza vio cómo los mercenarios dispararon, sin provocación, a los ocupantes de un coche, matando al conductor y a una mujer que viajaba en el asiento de copiloto.