Publicado: 20.04.2015 19:08 |Actualizado: 20.04.2015 19:17

Bruselas destinará más fondos para la vigilancia en el Meditérraneo

La Comisión Europea presenta un plan con diez propuestas tras el naufragio de un barco con 700 inmigrantes a bordo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La jefa de la diplomacia europea, Federic Mogherini, guarda un minuto de silencio al inicio de la reunión de urgencia de los ministros de Exteriores y de Interior de la UE para tratar la política migratoria. / EFE

La jefa de la diplomacia europea, Federic Mogherini, guarda un minuto de silencio al inicio de la reunión de urgencia  en Luxemburgo para tratar la política migratoria. / EFE

LUXEMBURGO.- La Comisión Europea (CE) ha presentado este lunes un plan con diez propuestas para combatir el drama migratorio, que incluyen aumentar el presupuesto destinado a la operación Tritón de vigilancia marítima en el Mediterráneo y los esfuerzos para destruir los barcos utilizados por las mafias para transportar a inmigrantes.

La medida se ha anunciado durante la reunión conjunta de los ministros de Asuntos Exteriores e Inmigración convocada para abordar la tragedia migratoria en el Mediterráneo. El plan, que ha recibido hoy el visto bueno de los titulares de Exteriores y de Interior, incluye "medidas de acción inmediata" para responder a la situación.



Las propuestas serán trasladadas a los líderes de la Unión Europea de cara a la cumbre extraordinaria sobre la inmigración en el Mediterráneo que se celebrará este jueves y que ha sido convocada por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

En primer lugar, el Ejecutivo comunitario propone aumentar los recursos financieros y el número de medios disponibles de las operaciones de vigilancia marítima en el Mediterráneo, Tritón y Poseidón, además de ampliar su área operativa para poder intervenir a mayor distancia, bajo el mandato de la Agencia de Control de Fronteras Exteriores de la Unión Europea (Frontex).

Además, se plantea "un esfuerzo sistemático para capturar y destruir los barcos utilizados por los traficantes", que se traduciría en una operación "civil y militar que tomaría como ejemplo la operación Atalanta" contra la piratería, explicó el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos. Para hacerla realidad hará falta un mandato de la UE, precisó el comisario durante una rueda de prensa.

Por otro lado, la CE plantea que la Oficina Europea de Policía (Europol), Frontex, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) y la Agencia de cooperación judicial (Eurojust) "se reúnan regularmente y trabajen juntas" para reunir información sobre el modus operandi de los traficantes, con el fin de hacer un seguimiento de sus fondos y ayudar en las investigaciones. También se propone que EASO despliegue equipos en Italia y Grecia para tratar de manera conjunta las solicitudes de asilo y que los Estados miembros garanticen la toma de huellas dactilares de todos los inmigrantes.

Reubicación de los inmigrantes

Otra medida es "el estudio de opciones" para un mecanismo de emergencia de reasentamiento de los inmigrantes y la puesta en marcha de un proyecto piloto de reubicación, que ofrezca un número de plazas a las personas que necesiten protección. Otra idea es establecer un nuevo programa de retorno para el rápido regreso a sus países de los inmigrantes sin papeles, coordinado por Frontex a partir de los Estados miembros que cuentan con fronteras externas.

Para el caso de Libia, el plan pide un compromiso con los países vecinos a través de un esfuerzo común entre la Comisión Europea y el Servicio Europeo de Acción Exterior. En particular, añade, "se deben impulsar las iniciativas en Nigeria".

Por último, plantea el despliegue de oficiales de inmigración en países terceros considerados "clave" para recabar información sobre los flujos migratorios y reforzar el papel de las delegaciones europeas. "Tenemos que demostrar el mismo sentido europeo de urgencia que hemos demostrado al reaccionar en tiempos de crisis", exigieron en un comunicado conjunto la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, y el comisario Avramopoulos.

lea también...