Publicado: 13.01.2014 12:27 |Actualizado: 13.01.2014 12:27

Bruselas investiga los acuerdos de Hollywood con la televisión de pago

La Comisión examina si las claúsulas sobre las licencias impiden que las cadenas de pago puedan proveer sus servicios más allá del propio país.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea ha abierto una investigación sobre posibles prácticas de monopolio en relación con diversos aspectos en los acuerdos de licencia entre las mayores cadenas de televisión de pago europeas y algunos de los principales estudios cinematográficos en Estados Unidos. La Comisión examinará si las cláusulas sobre las licencias impiden que las cadenas de televisión puedan proveer sus servicios más allá del propio país.

La UE se está centrando en los acuerdos de licencia entre estudios como Twenty-First Century Fox, Warner Bros , Sony Pictures, NBCUniversal o Paramount Pictures con plataformas de pago europeas como la británica BSkyB, la francesa Canal Plus, la alemana Sky Deutschland, la italiana Sky Italia y la española DTS (filial del grupo Prisa).

Los contenidos audiovisuales, como películas populares, cuentan con una licencia de los estudios de cine estadounidense para las televisiones de pago de forma exclusiva y territorial, por lo general limitada a un único operador de televisión de pago en cada estado miembro de la UE.

La Comisión examinará si las cláusulas de los acuerdos de concesión de licencias para la radiodifusión por satélite u online entre los estudios de cine de Estados Unidos y las principales cadenas de televisión europeas que garantizan a las cadenas europeas una "protección territorial absoluta", pudiesen infringir las normas antimonopolio de la UE que prohíben los acuerdos anticompetitivos.

"No estamos cuestionando la posibilidad de conceder licencias sobre una base territorial o intentando obligar a los estudios a vender derechos de emisión con carácter paneuropeo, nuestra investigación se centrará en las restricciones que impiden la venta de contenidos", señaló el comisario europeo de Competencia, el español Joaquín Almunia, en una conferencia de prensa. Almunia puso el ejemplo de un ciudadano europeo que reside en Bélgica y quiere suscribirse a un servicio de televisión de pago español, y aseguró que no podría hacerlo si existe exclusividad territorial absoluta. "Estas restricciones pueden constituir una infracción de las normas de competencia europeas", añadió.

El Tribunal de Justicia de la UE ya sentenció en un caso similar relacionado con la retransmisión de partidos de fútbol de pago que la exclusividad territorial total concedida a un operador puede ser anticompetitiva si elimina toda competencia entre operadores y lleva a una división del mercado único en las fronteras nacionales.

"Estudiaremos si este principio explicado por la Corte de Luxemburgo debe también aplicarse a otro tipo de contenido audiovisual, como a las licencias para emitir películas de estudios estadounidenses", subrayó Almunia. El objetivo es que "un ciudadano que resida en un Estado miembro pueda contratar los servicios de un operador de televisión de pago con independencia de donde esté establecido el servicio", agregó. Almunia considera relevante supervisar la situación de estos contratos porque cada vez más ciudadanos europeos contratan servicios de televisión de pago y disfrutan del contenido difundido por satélite en internet.