Publicado: 20.02.2014 19:27 |Actualizado: 20.02.2014 19:27

Bruselas sancionará a una decena de autoridades por la represión en Ucrania, pero no a Yanukóvich

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) alcanzaron este jueves un acuerdo político para imponer sanciones a los responsables de la violencia y uso excesivo de la fuerza en Ucrania, consistentes en prohibir su entrada y congelar sus bienes en territorio comunitario.

La jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, confirmó en conferencia de prensa el establecimiento de esas medidas restrictivas y aseguró que "en cualquier situación los Gobiernos son los responsables de mantener a sus pueblos en seguridad, y si no lo hacen hay que reacciona". "El ámbito de la implementación de las medidas de la UE se decidirá más adelante a la luz de los acontecimientos en Ucrania", precisó el ministro sueco de Exteriores, Carl Bildt, al término del Consejo de Ministros de la UE en su cuenta de Twitter.

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, ha avanzado que la Unión Europea tendrá en un plazo de unos dos días una primera lista "de entre 8 y 10 personas" a las que aplicar la congelación de bienes y la retirada de visados. El proceso para definir esta línea será "rápido" y llevará "aproximadamente dos días", según ha explicado De Benito a la prensa en Bruselas, a su salida de la reunión extraordinaria de ministros de Exteriores de la UE convocada para pactar medidas selectivas con las que presionar al presidente, Viktor Yanukovich.

Un panel de expertos trabajará ahora en la lista de personas a quienes aplicar las sanciones, entre quienes no parece que esté Yanukovich. Se trata de "un grupo pequeño", en palabras de De Benito, de quienes "ya están identificados como responsables de los actos más graves de violencia". "Si la situación continúa, entonces este grupo se ampliaría", ha explicado el secretario de Estado, quien también ha apuntado que podría haber miembros de la oposición si se relacionan con la violencia.

Preguntado por si Yanukovich estará entre los sancionados, De Benito ha evitado una respuesta directa al indicar que "eso se verá en función de la información que venga de Kiev", pero ha admitido que hay "interlocutores que hay que preservar" en aras de los esfuerzos para recuperar el diálogo y poner freno a la violencia. "La Unión Europea ha querido, y sigue queriendo, mantener una interlocución con el régimen ucraniano (...). Hay que mantener una interlocución porque es la mejor manera de conseguir progresos en el país, y eso hace que algunos interlocutores haya que preservarlos para que la Unión Europea pueda seguir dialogando con ellos", ha argumentado el secretario de Estado.

De Benito ha insistido en que la decisión de los Veintiocho es aplicar las sanciones cuando los expertos definan la lista con "nombres concretos", de los que no ha dado detalles pero ha dicho que "probablemente" sea similar a los nombres señalados por Estados Unidos. "Los nombres van a llegar salvo que hubiera un cambio radical, lo que es muy improbable, en las próximas 24/48 horas", ha insistido. De Benito también ha indicado que se trata de personas "fundamentalmente vinculadas al régimen", aunque "si ha habido algún caso" de opositores y manifestantes que hayan "incitado directamente" a la violencia, también serán incluidos.

La delegación europea en Kiev será la responsable de sugerir nombres para esa lista, dijeron fuentes comunitarias. Las fuentes también señalaron que no se ha pactado un embargo de armas contra Ucrania pero sí suspender la exportación a ese país de "material que pueda ser utilizado para la represión interna", como los equipos antidisturbios.

Al mismo tiempo, el Consejo se comprometió a potenciar los contactos con el pueblo ucraniano, incluido un procedimiento de liberalización de visados, según dijo la delegación polaca. Los ministros adoptaron esta decisión en permanente contacto con los jefes de la diplomacia de Francia, Alemania y Polonia, que permanecen en Kiev después de haber mantenido reuniones a lo largo del día con el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, y con representantes de la oposicón.

Ashton subrayó que "la primera responsabilidad para parar esta situación es del presidente" Yanukóvich, al tiempo que señaló haber sido testigo "de la violencia en (la plaza) Maidan y lo que ha supuesto para la gente... Los que cometieron esos actos de violencia han de ser llevados ante la justicia, y el Gobierno tiene su responsabilidad en ello".

Insistió en que la Unión Europea "está preparada para asistir a Ucrania en el proceso de diálogo político" que se debe abrir en el país, y subrayó que "la oferta de acuerdo de asociación sigue sobre la mesa". También dijo que la UE hará "los preparativos necesarios" para que las sanciones acordadas hoy entren en vigor "lo más pronto posible", y subrayó que los Veintiocho mantendrán una estrecha cooperación con la comunidad internacional. La UE "busca una solución duradera para esta crisis", afirmó.