Publicado: 06.10.2014 11:18 |Actualizado: 06.10.2014 11:18

Bruselas vetará el presupuesto de Francia para 2015

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea probablemente rechazará el borrador presupuestario de Francia para 2015 a finales de octubre y pedirá uno nuevo que cumpla mejor con las obligaciones de reducción del déficit público, dijeron varios cargos de la eurozona. Sería la primera vez que la Comisión Europea ejerce el poder de pedir modificaciones a un borrador presupuestario nacional bajo las nuevas prerrogativas que los miembros de la UE le dieron en 2013.

La Comisión probablemente refuerce el procedimiento disciplinar contra Francia antes de imponer sanciones, garantizando al mismo tiempo a París los dos años más que pide para reducir su déficit al objetivo marcado por la Unión Europea, según los altos cargos comunitarios.

Esta será, previsiblemente, una de las últimas medidas que adopte la Comisión saliente, presidida por José Manuel Durao Barroso, antes de que el equipo de Jean Claude Juncker pueda tomar posesión en noviembre, si no hay problemas en el proceso de ratificación en el Parlamento Europeo. Precisamente, las medidas contra el presupuesto francés pueden ayudar al aspirante a comisario Pierre Moscovici para demostrar ante los eurodiputados de que no se va a dar ningún trato de favor desde Bruselas a su país.

Según fuentes de Bruselas, el rechazo del presupuesto galo supondría "salvar la cara para todo el mundo". "Aunque será un poco humillante para Francia, son conscientes de que  no pueden salir sin nada; y también sería salvar la cara para Alemania y otros países que, aunque no quieren relajar las normas presupuestarias, quieren dar a Francia y a su presidente una oportunidad de luchar en un momento de baja popularidad", apunta un alto funcionario de la Comisión. El índice de aprobación del presidente Francois Hollande se encuentra en un mínimo histórico del 13% por el alto desempleo, el parón económico y los recortes en el gasto anunciados.

Francia debería haber reducido el año pasado su déficit público por debajo del 3% que impone el Pacto de Estabilidad, pero en junio de 2013 el Ecofin (los ministros de Finanzas de la UE) le concedió una prórroga de dos años, hasta el 2015, a causa de una recesión en la zona euro. Pero hace menos de un mes París anunció que no cumpliría con el plazo de 2015 tampoco, y que no lograría bajar los números rojos por debajo del 3% hasta  2017.

El pasado miércoles, el Gobierno galo presentó el proyecto de presupuesto 2015, que está muy por debajo de los esfuerzos de consolidación que exigió el Ecofin en 2013. Francia presentará oficialmente sus cuentas públicas a la Comisión para su examen el 15 de octubre, y el Ejecutivo comunitario tiene dos semanas para devolverlo para que se le introduzcan cambios si considera que viola acuerdos anteriores.

"Si Bruselas considera que Francia, milagrosamente, ha hecho lo que se le exige en términos de déficit estructural (descontando el gasto por los intereses de la deuda), se le dará el visto bueno; si el ajuste no aparece, se iniciará el proceso sancionador", apunta un funcionario de la Eurozona. Francia debe reducir su déficit estrutural en un 0,8% del PIB en 2014 y otro tanto en 2015; pero el proyecto de presupuesto, sin embargo, prevé una mejora de sólo el 0,1% y el 0,2%, respectivamente.