Público
Público

Bush reconoce que se torturó al cerebro del 11-S

"Le aplicamos la asfixia simulada y lo volvería a hacer para salvar vidas", dijo ayer el presidente estadounidense

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es muy probable que la antigua Administración Bush sea la única en todo el mundo capaz de reconocer que torturó a sospechosos de terrorismo, que lo volvería a hacer y salga impune por ello. Esta vez no han sido ni Dick Cheney, ni Donald Rumsfeld, ni Karl Rove.

Ha sido el propio ex presidente estadounidense el que explicó que sometieron a la asfixia simulada a Khalid Sheik Mohammed, el autoproclamado cerebro de los atentados del 11-S.

'Utilizamos la asfixia simulada con Khalid Sheikh Mohammed y lo volvería hacer con tal de salvar vidas', dijo ayer Bush en una conferencia en Michigan. El 'waterboarding ' es una técnica que consiste en sumergir la cabeza de un detenido en agua hasta que confiese. El Gobierno de Barack Obama prohibió a su llegada a la Casa Blanca emplear esta técnica en los interrogatorios y fue duramente criticado por la antigua administración.

Cheney llegó a decir que Obama, con esa decisión, y la de liberar a los presos de Guantánamo, estaba poniendo en riesgo la seguridad de EEUU. Por su parte, Rove, dijo recientemente en una entrevista en la cadena BBC británica que se sentía orgulloso de que la CIA hubiera empleado ese tipo de técnicas con los sospechosos.

Bush, sin embargo, fue más cauto y aseguró que no pensaba criticar lo más mínimo al Gobierno. 'Yo tuve que soportar como un ex presidente me hizo la vida imposible con sus declaraciones', dijo, refiriéndose a Bill Clinton. Pero en lo que se refiere a Irak, Bush no mostró un ápice de arrepentimiento. 'Hicimos lo que teníamos que hacer. El mundo hoy es un lugar más seguro sin Sadam', aseguró.

El ex presidente presentará en noviembre su biografía.