Público
Público

La caída del régimen provoca el ocaso del clan del coronel

Los hijos del líder libio terminan muertos, a la fuga o exiliados en los países vecinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ocaso del régimen de Muamar Gadafi no ha tenido piedad con los hijos del dictador libio. Algunos, los más precavidos, huyeron a Argelia el pasado agosto, cuando los rebeldes se disponían a lanzar su ofensiva sobre Trípoli.

De sus ocho hijos, tres han muerto, hay cuatro exiliados y otro desaparecido. El jueves, coincidiendo con la captura de Gadafi, su hijo Mutasim también cayó en manos de los rebeldes. El que fuera consejero de Seguridad Nacional del régimen, también fue capturado vivo y ejecutado por los rebeldes a sangre fría.

Ahora, el principal objetivo del Consejo Nacional Transitorio es capturar a Saif al Islam, el hijo designado por Gadafi para heredar el régimen. Saif llegó a desafiar a los rebeldes en pleno Trípoli después de que estos afirmaran haberlo capturado. Las informaciones sobre su paradero son confusas. Por un lado se afirmaba que estaba capturado herido y por otro que estaba intentando huir al sur del país mientras las milicias rebeldes le perseguían.

Otros dos de sus hijos, Jamis y Saif al Arab ya habían muerto en los meses anteriores. Jamis falleció en combate intentado defender Trípoli de los rebeldes el pasado agosto, mientras que Saif murió el 30 de abril en un bombardeo de la OTAN.

Saadi, el hijo que intentó ser futbolista, está exiliado en Niger desde el mes pasado, mientras sus hermanos Hannibal, Mohammed y Aisha huyeron a Argelia a finales de agosto. D