Público
Público

Calderón nombra a su cuarto titular del Interior

El presidente mexicano también cambia al de Economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El abogado José Francisco Blake Mora se convirtió ayer en el cuarto ministro del Interior en los cuatro años desde la llegada al poder de Felipe Calderón. Blake, un hombre de confianza del presidente mexicano pero con poca experiencia política, afronta el reto de combatir la escalada de la violencia del narcotráfico.

La renuncia al cargo de Gómez-Mont se debe a fuertes diferencias sobre la estrategia política del Partido de Acción Nacional (PAN) de Calderón, en concreto la alianza contra natura con el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) en las recientes elecciones estatales para frenar el avance del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que había dominado México durante 70 años. Gómez-Mont era contrario a estos pactos, por lo que había ofrecido su cargo al presidente, quien aceptó la renuncia. Su entrada al gabinete ya fue traumática, pues sustituyó a Juan Camilo Mouriño, muerto en un accidente de avión aún no resuelto en noviembre de 2008.

Calderón aprovechó la dimisión del hasta ahora titular de Gobernación (Interior) Fernando Gómez-Mont para despedir a su jefa de gabinete, la todopoderosa Patricia Flores, y devolver a este cargo al hasta ahora ministro de Economía, Gerardo Ruiz Mateos.

El nuevo responsable de Economía es el ideólogo Bruno Ferrari, director de la oficina de exportaciones ProMéxico. Se trata de un cambio requerido por los empresarios del estado de Nuevo León, de gran peso económico, que se enfrentan al Gobierno federal al demandar una reforma laboral.

Para muchos analistas, los relevos son un puro retoque, cuando lo que necesita el Gobierno es un cambio a fondo para afrontar los dos años que quedan de la legislatura con reformas importantes por aprobar, en medio de una violencia atroz y de una corrupción galopante. Se critica que Calderón prefiere rodearse de amigos en vez de buscar los gestores mejor preparados.

El nuevo titular del Interior, Blake, fue secretario de Gobierno del estado norteño de Baja California, donde logró resultados notables en la lucha contra la violencia. Se le atribuye la debacle que ahí sufrió el PAN en las elecciones municipales del pasado 4 de julio. El año pasado, fue propuesto como candidato a procurador general de la República, pero fue rechazado por los legisladores del PRI.

La secretaría de Gobernación es el ministerio clave en la lucha contra el crimen organizado y la organización de un Estado de derecho, donde las instituciones tengan credibilidad. Sus competencias básicas son la seguridad pública, clave en un país que en cuatro años ha sufrido 25.000 muertos en las guerras entre los poderosos cárteles y el Estado; Justicia, con una reforma penal aprobada hace dos años pero aún pendiente de ser implantada, y la negociación con los diferentes partidos y con los gobernadores de los 32 estados federales.

Blake citó ayer como prioridad 'construir acuerdos con todas las fuerzas políticas'. Al PAN no le queda otra, ya que en el Parlamento federal está en minoría. También necesita formar alianzas para las elecciones del próximo año en el estado de México, el más poblado del país, ahora en manos del PRI. Un victoria es fundamental de cara a las elecciones presidenciales del 2012.